Práctica prohibida

Telefónica amenaza con cobrar 7 euros a los usuarios que piden la baja en la identificación de llamadas si vuelven a activarla

FACUA advierte que la medida sería ilegal ya que un Real Decreto de 2005 impone la gratuidad de la activación y desactivación de esta facilidad tecnológica.

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que Telefónica de España amenaza con cobrar 6,97 euros (6,01 más IVA) a los usuarios que piden la baja en la identificación de llamadas si vuelven a pedir su activación en el futuro.

FACUA advierte de la ilegalidad de esta práctica, ya que la normativa vigente establece que "los abonados podrán, de manera gratuita, activar o desactivar" la visualización de las llamadas entrantes "una vez por cada período de seis meses". Así lo plantea el artículo 75 del Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, por el que se aprueba el Reglamento sobre las condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, el servicio universal y la protección de los usuarios.

Numerosos usuarios están solicitando la desactivación de la identificación de llamadas entrantes para evitar el cobro de la nueva tarifa de 0,58 euros (0,50 más IVA) mensuales. Telefónica indica en su página web que los 0,58 euros representan un "precio en promoción" y que fuera de ella pasará a ser de 1,39 euros (1,20 más IVA).

FACUA ha instado a la compañía a que se abstenga de cobrar una tarifa por el alta en el servicio, dada su ilegalidad, y a que deje de anunciar la misma a través de su web, su teléfono de atención al cliente (1004) y otras vías, como las cartas que desde su Servicio de Defensa del Cliente está remitiendo a los usuarios que reclaman.

La asociación recuerda que el pasado 26 de agosto presentó sendas denuncias contra Telefónica ante las autoridades competentes en materia de Consumo y Telecomunicaciones por cobrar la identificación de llamadas entrantes a millones de usuarios que nunca solicitaron el alta ni fueron informados del carácter accesorio de este supuesto servicio.

Además de solicitar a las autoridades de Consumo un expediente sancionador para Telefónica y que se la obligue a devolver las cantidades facturadas desde julio a una parte de sus clientes (al resto les cobrará el servicio desde octubre), FACUA también ha señalado que el cobro de la identificación de llamadas es una práctica de dudosa legalidad.

En la denuncia remitida a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi), FACUA también le pide que aclare si el marco normativo vigente permite o no cobrarla y de hacerlo, demanda un cambio legal que refuerce el espíritu del Real Decreto 424/2005, de 15 de abril.

La organización argumenta que la citada norma de 2005 define la identificación de llamadas como una "facilidad" y no como un servicio, además de recoger el derecho a activarla o desactivarla gratis una vez cada seis meses.

La norma continúa indicando que "para activaciones o desactivaciones más frecuentes, los operadores podrán establecer un precio, orientado a costes. Los operadores no podrán establecer cuotas periódicas o precios por otros conceptos distintos de este último en la prestación de la supresión automática de la identificación en destino de la línea de origen".

Ya somos 190.815