Ya son más de 300 los alumnos afectados por el cierre de Opening que han acudido a FACUA

Las academias siguen cerradas, pese a que sus supuestas vacaciones finalizaron el 25 de agosto.

Ya son más de 300 los alumnos afectados por el cierre de las academias Opening English School y Aidea que han acudido ya a la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) para asesorarse sobre sus derechos o ponerse en manos de sus equipos jurídicos para denunciar el incumplimiento de los contratos suscritos para recibir los cursos de inglés, cuyos precios oscilan entre los 900 y los 2.400 euros.

FACUA recomienda a los usuarios andaluces afectados que acudan a sus asociaciones en las ocho provincias, de cuyas direcciones y teléfonos pueden informarse a través del teléfono 954 376 112 o el portal de Internet FACUA.org.

Las academias propiedad del grupo CEAC continúan cerradas, pese a que sus supuestas vacaciones anunciadas a través de carteles en los establecimientos finalizaron el 25 de agosto. Opening English School y los centros de informática Aidea, propiedad del grupo catalán CEAC, están presentes en cuarenta provincias españolas, incluidas todas las andaluzas. Las academias Opening también están en Portugal, Italia y Polonia.

Estas empresas están en suspensión de pagos desde el pasado 31 de julio y sus trabajadores se declararon en huelga el mes pasado tras varios meses sin percibir sus salarios. CEAC ha vendido la mayoría de sus empresas a Planeta, pero no así Opening ni Aidea.

FACUA advierte que resulta necesario analizar de forma individualizada las características de los contratos suscritos con estas academias para valorar las futuras reclamaciones. El pago de estos cursos se realizaba al contado en algunos casos y casi siempre a través de la cesión de créditos por entidades financieras, lo cual no siempre quedaba claro en los contratos.

Este caso es similar al ocurrido el año pasado con las academias UP Aula Magna, que a mediados de año cerró sin previo aviso sus diecinueve centros repartidos por toda España.

También numerosas franquicias (cerca de la treintena) de los centros de enseñanza de inglés Wall Street Institute han cerrado sus puertas en los últimos meses en Alicante, Asturias, Barcelona, Castellón, Córdoba, Gijón, Granada, Las Palmas, León, Guipúzcoa, Madrid, Málaga, Murcia, Tenerife y Toledo. Aunque la matriz, WSI Spain, ha informado a FACUA que salvo en el caso de Las Palmas, todos los alumnos de Wall Street Institute han podido seguir sus clases en otros establecimientos de la marca en sus ciudades o en academias de otras firmas, la solución no siempre ha sido inmediata ni satisfactoria para los alumnos, que en muchos casos han denunciado a la empresa.

Ya somos 204.048