La Policía detiene a cinco directivos de la inmobiliaria Riviera Invest por presunta estafa

Podría haber entre 600 y 1.000 afectados que nunca recibieron la rentabilidad prometida por sus inversiones inmobiliarias.

Agentes de la Unidad de Delitos Económicos de la Policía Judicial detuvieron hoy en el aeropuerto de Alicante a cinco directivos de la inmobiliaria Riviera Invest por un presunto delito de estafa, que podría alcanzar cifras millonarias.

La Policía arrestó a los directivos en el aeropuerto alicantino cuando éstos se disponían a huir con destino a Marruecos. Entre los detenidos se encuentra el presidente de Riviera Invest, Claude Roch, conocido empresario afincado en Benidorm, además de otros cuatro directivos y empleados de la empresa.

La Policía los trasladó a la comisaría centro de Alicante, donde se encuentran a la espera de pasar a disposición judicial. La detención ha estado motivada por la orden dictada por el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, dado el alto de riesgo de fuga.

Por el momento, la Fiscalía de la Audiencia Nacional asume la investigación aunque el caso podría trasladarse a la Fiscalía Anticorrupción, según informaron fuentes del juzgado.

La operación, coordinada entre agentes de Madrid y Alicante, continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas, según confirmaron las mismas fuentes.

La presunta estafa podría haber afectado a entre 600 y 1000 clientes de Riviera Invest en varias provincias españolas, entre ellas Alicante, Murcia, Málaga y Granada. La investigación está motivada por las denuncias interpuestas por varios clientes que nunca recibieron las rentabilidades de entre un 6 y 7% de lo invertido prometidas por los directivos de la empresa en sus inversiones inmobiliarias.

El negocio de Riviera Invest estaba dedicado a la construcción de promociones inmobiliarias que posteriormente vendían al cliente con el compromiso de gestionar en su nombre el alquiler de los pisos a estudiantes y personas de la tercera edad y devolverles una rentabilidad, que comenzó siendo de un 7% para pasar al 6%.

Los particulares denunciaron no haber recibido nunca dicha rentabilidad e incluso algunos se encontraron que las propiedades compradas a Riviera Invest tenían pendiente el pago de hipotecas.

Según explica la propia empresa en su página web, Riviera Invest es una inmobiliaria con "peculiaridades contables, cuya singularidad consiste en que la contabilización de los ingresos provenientes de las ventas se produce en el acto de la escrituración". "Esto supone, que tras cerrar la escritura, en ésta figuran las entregas a cuenta de los clientes como anticipos y no como ingresos", explica la inmobiliaria.

El pasado 1 de septiembre dos empresas pertenecientes al holding Riviera Invest presentaron concurso voluntario de acreedores, lo que puso en alerta a los clientes afectados.

Ya somos 203.747