La Guardia Civil cierra la operación contra el tráfico de anabolizantes con 18 implicados relacionados con el culturismo

Entre los detenidos hay jueces de competición, un farmacéutico y ganadores de certámenes, que adquirían sustancias en Europa del Este.

La Guardia Civil ha concluido la denominada operación Pantxi contra el tráfico ilegal de anabolizantes con la detención de quince personas y otras tres imputadas en Valencia, Alicante, Madrid y A Coruña, acusadas de elaborar, falsificar y distribuir sustancias medicamentosas hormonales y anabolizantes procedentes de Asia y Europa del Este.

Entre los arrestados, relacionados con el culturismo y el fitness, figuran preparadores físicos, un farmacéutico, jueces de competición, algunos ganadores de los últimos certámenes de este deporte y varios propietarios de tiendas de complementos energéticos.

Los agentes han efectuado un total de 21 registros. En concreto, siete en Valencia, cuatro en Madrid, ocho en Alicante y dos en A Coruña en domicilios, almacenes y locales comerciales donde, entre otros efectos, se han intervenido gran cantidad de medicamentos prohibidos, básculas de precisión y cajas y etiquetado para falsificación de productos. Entre los medicamentos ilegales en España, se encuentran esteroides-anabolizantes, hormonales, principios activos, falsificaciones de potenciadores sexuales.

Las investigaciones se iniciaron a principios de año, cuando la Sección de Consumo y Medio Ambiente de la Guardia Civil (Secoma) detectó la comercialización clandestina de este tipo de productos ilícitos a través de anuncios y foros publicados en internet, con el objetivo de ofrecer a los clientes una forma de acelerar las capacidades físicas y musculares de los deportistas.

Igualmente, la organización ofrecía una solución para contrarrestar los elevados efectos secundarios que pudiera producir la administración reiterada de varios de ellos sin control facultativo.

Productos artesanales y sin control sanitario

En ese momento, la Guardia Civil centró sus investigaciones en una farmacia de Valencia que podría estar elaborando productos anabolizantes y hormonales de forma artesanal y sin ningún tipo de autorización administrativa ni control sanitario. Junto con otros medicamentos originales, eran desviados al mercado negro y distribuidos a través de envíos de paquetería a tiendas de productos deportivos y una docena de gimnasios de diversas provincias españolas.

La farmacia era frecuentada por personas vinculadas al deporte del culturismo y fitness, por lo que la Guardia Civil procedió a investigar a este tipo clientes. Según las pesquisas, algunos de los consumidores importaban además ilegalmente sustancias ilegales procedentes de Asia y Europa del Este, incumpliendo así las normativas de las autoridades sanitarias que garantizan el trasporte y almacenaje de estos productos.

La Guardia Civil, apoyada por unidades especialistas de las Comandancias de Valencia, Alicante, Madrid, y Coruña, así como por la Agrupación Rural de Seguridad, se ha incautado de más de 50.000 euros en efectivo, 200 cajas de hormonas de crecimiento humano importada ilegalmente desde China, principios activos, excipientes y utensilios utilizados para el envasado de productos y anabolizantes, esteroides y hormonas, entre otros efectos.

Ya somos 203.746