La directora general de Consumo ataca al movimiento de consumidores independiente por sus procedimientos para defender a los afectados por el cierre de Opening

FACUA cree que las declaraciones de Elia Rosa Maldonado aparecidas hoy son un castigo a su actitud crítica contra sus políticas de Consumo.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) denuncia que las declaraciones de la directora general de Consumo de la Consejería de Gobernación, Elia Rosa Maldonado, aparecidas hoy en la prensa suponen un claro ataque al movimiento de consumidores independiente y un atentado contra la libertad de asociación.

Dichas declaraciones, relacionadas con los procedimientos de las federaciones FACUA y Al-Andalus para defender a los afectados por el caso Opening, también falsean la realidad sobre el destino de las subvenciones públicas concedidas a las organizaciones de consumidores. La Federación cree que las afirmaciones de Maldonado son un castigo a las críticas de FACUA y Al-Andalus al Plan Estratégico de Protección al Consumidor recientemente aprobado por la Junta de Andalucía, que ha sido rechazado de plano por ambas organizaciones.

Maldonado ha acusado a las federaciones de consumidores andaluzas FACUA y Al-Andalus de cobrar dinero a los alumnos de Opening por asesorarles sobre su situación pese a que "reciben importantes subvenciones de las arcas públicas para ofrecer información a los consumidores afectados", según declaraciones de la directora general aparecidas hoy en Diario de Sevilla.

FACUA advierte que estos datos son totalmente falsos, ya que ni Consumo ni ninguna administración ha destinado ni un sólo céntimo a las asociaciones de consumidores para asesorar a los afectados por el caso Opening. De hecho, recalca la Federación, el asesoramiento jurídico a los usuarios sobre sus derechos cuando exponen un problema en las organizaciones de consumidores y la tramitación de las reclamaciones no es un concepto subvencionado por la Junta de Andalucía. FACUA recuerda asimismo que para presentar reclamaciones en nombre y representación de consumidores a título individual, la legislación establece que éstos deben ser socios de la entidad.

FACUA lamenta que la Dirección General de Consumo ya no sólo ha dejado de recomendar a los ciudadanos que acudan a las asociaciones de consumidores, sino que ha optado por boicotear al movimiento consumerista y especialmente a quienes se muestran críticos con las políticas de Consumo de la Junta de Andalucía. Y es que Maldonado no menciona en sus críticas a la organización de consumidores progubernamental UCA/UCE, que desde 1999 ha visto aumentadas sus subvenciones en más de un 40% como recompensa a su actitud complaciente, y ello pese a que sus acciones en relación al caso Opening están siendo similares a las de las otras dos federaciones.

FACUA considera inadmisible que Consumo esté intentando competir con las organizaciones que constitucionalmente están llamadas a representar y defender los intereses de los consumidores. En opinión de la Federación, la directora general está haciendo un flaco favor a los consumidores al intentar restar fuerza a sus asociaciones criticando el hecho de que los afectados por el caso Opening hayan decidido unirse como socios de estos colectivos para defender más eficazmente sus derechos.

La Federación advierte que precisamente el cobro de cuotas a nuestros socios es lo que nos permite contar con equipos técnicos y jurídicos capaces de poner en marcha movilizaciones, campañas de denuncia, tramitación de reclamaciones y acciones legales en los tribunales contra las empresas que cometen abusos. Además, precisamente contar con miles de socios que pagan cuotas garantiza nuestra independencia política y que no tengamos temor a la pérdida de subvenciones públicas. Subvenciones que van encaminadas a la participación en órganos institucionales, el desarrollo de actividades orgánicas y estatutarias y la puesta en marcha de campañas sobre temas específicos.

Ya somos 203.755