Retiran unos caramelos en el Reino Unido ante la sospecha de que pudieran tener melamina

Se trata de las golosinas White Rabbit Creamy Candies, comercializadas por la cadena de supermercados Tesco.

La cadena británica de supermercados Tesco ha retirado "como medida de precaución" un grupo de dulces infantiles que podrían contener melamina, el componente químico responsable de la crisis de la leche contaminada que ha provocado la muerte de cuatro bebés en China y ha dejado al menos a 53.000 menores afectados.

Las sucursales de Tesco han apartado estas chucherías, las White Rabbit Creamy Candies, después de que trascendiese la presencia de la sustancia contaminante en caramelos de la misma marca comercializados en Hong Kong. No obstante, por el momento no se tiene conocimiento de ningún enfermo por haberlos consumido.

El producto se vende únicamente en esta cadena de alimentación, que ofrece comida étnica de todo el mundo y fue retirado por recomendación de la Agencia de Estándar de Alimentación (FSA, en sus siglas en inglés).

Asimismo, la FSA ha pedido a la industria alimentaria que compruebe las fuentes de los artículos puestos a disposición del mercado y advierte de que emprenderá "cualquier acción en caso de que sea necesario".

Por su parte, la directora de Consumo de la Comisión Europea, Jacqueline Minor, ha afirmado que, por el momento, no se han encontrado productos contaminados por la leche china adulterada con melamina en la Unión Europea (UE). "Por lo que sé desde Bruselas en las últimas 24 horas no se ha detectado nada", señaló Minor en una rueda de prensa celebrada con motivo de un seminario celebrado en Shangai.

También aseguró que no ha llegado a ningún país miembro leche líquida china con el argumento de que tiene prohibida su entrada en la UE, aunque son muchos los casos que vienen trascendiendo en los últimos tiempos de importaciones ilegales de productos. La directora de Consumo anunció que se han establecido controles adicionales, sobre todo, para evitar su posible entrada en productos ya elaborados.

"Tenemos un sistema de alerta rápida y todas las autoridades nacionales y todas las aduanas fueron alertadas del riesgo de leche contaminada", señaló. Para Minor, este nuevo escándalo alimentario en China "es una nueva señal para recordar la necesidad de una vigilancia constante".

Ya somos 203.716