Solbes presenta los Presupuestos "más austeros en muchos años"

Avanza que durante 2008 y 2009 la economía se enfrentará a una "fuerte desaceleración", que se manifestará en "significativos déficits".

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, presentó hoy el proyecto de Presupuestos del Estado "más austero" en muchos años, que obligará a paralizar algunos proyectos del Ejecutivo y a "retrasar" muchos otros objetivos que el Gobierno sí mantendrá en el futuro.

"Los Presupuestos son los más austeros en este país en muchos años", señaló Solbes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que reconoció que las circunstancias económicas pueden ser "las más difíciles de las últimas décadas".

El vicepresidente económico aseguró que el Gobierno ha hecho un "ejercicio de responsabilidad" en la elaboración del proyecto desde el corto margen del que dispone, concentrando el gasto en las partidas que puedan permitir la recuperación de la economía española, como la inversión en infraestructuras o la I+D y en las partidas que puedan ayudar a los más desfavorecidos a superar el periodo de crisis.

Explicó que lo primero ahora es recuperar una senda de crecimiento "más sano" para después reemplazar los elementos adicionales del gasto. No obstante, advirtió de que el esfuerzo del Ejecutivo "servirá de poco" si no se convierte en algo compartido, puesto que, tal y como ya ha dicho en varias ocasiones, la crisis "afecta a todos" y todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad para superarla.

Un déficit justificado

Por otro lado, Solbes comenzó desgranado las cuentas para 2009 señalando que el punto de partida es un déficit del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB). Más aún, avanzó que durante 2008 y 2009, la economía se enfrentará a una "fuerte desaceleración", que se manifestará en "significativos déficits". Para este año, el Gobierno prevé un déficit del Estado del 1,6% del PIB.

Asimismo, anticipó un ligero déficit de las comunidades en 2008 y un saldo negativo "significativo" en 2009. En el caso del Estado, Solbes aseguró que el déficit estará "claramente" por debajo del 2% en 2008 y, en todo caso, en esta cota en 2009.

En cuanto a la Seguridad Social, añadió que mantendrá saldos positivos cercanos al actual 0,8% durante los próximos años. Incluso se prevé, según dijo, aportar dotaciones a Fondo de Reserva por valor de 8.000 millones de euros durante 2009.

Con todo, el vicepresidente económico del Gobierno recalcó que el déficit público se mantendrá dentro de los límites del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, que fija un tope máximo del 3%. Además, subrayó que el ahorro logrado durante la fase alcista del ciclo permitirá mantener una situación de "razonable equilibrio" durante la bajista. "Siempre defendimos esta política y la realidad está mostrando que teníamos razón", añadió.

En cualquier caso, Solbes anunció que el Gobierno presentará al Congreso el plan financiero de reequilibrio previsto en estos casos en el plazo de unas semanas, con el fin de explicar a la Cámara Baja el por qué del déficit previsto. No obstante, afirmó que las cuentas presentadas ya son en sí mismos este plan.

Por lo pronto, el ministro señaló que, en el capítulo de ingresos no financieros, la recaudación sufrirá una "importante caída" en 2008. Así, se espera que los ingresos tributarios no superen los 186.000 millones de euros este año, una cantidad "sustancialmente inferior a lo presupuestado" (-7,7% antes de la cesión a las comunidades autónomas), según Solbes, no por exceso de optimismo, sino por los efectos de la crisis sobre el consumo y los beneficios de las empresas, así como de las medidas fiscales adoptadas hasta la fecha.

De cara a 2009, la caída de los ingresos podría estabilizarse, según el Ejecutivo. Sin embargo, la previsión de ingresos para el próximo año era de 165.000 millones de euros cuando se presentó el techo de gasto, pero señaló que el "cambio radical" de las circunstancias han llevado a reducirla hasta los 141.000 millones de euros, un 14,8% menos (24.500 millones menos).

En cualquier caso, Solbes confió en que los ingresos se recuperen en 2009 gracias al efecto de las medidas fiscales puestas en marcha. Así, dijo que España es el país que más se ha esforzado fiscalmente para encarar la crisis de toda Europa, con un desembolso fiscal de 21.000 millones, lo que refuta, en su opinión, las acusaciones de inmovilismo al Gobierno.

Según desgranó, la deducción de 400 euros supondrá este año 5.400 millones de euros; el cheque-bebé, 1.190 millones de euros; las rebajas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), un impacto de 1.890 millones de euros; la deflactación del IRPF, 940 millones de euros; la entrada en vigor del segundo tramo de la rebaja del Impuesto de Sociedades, 5.332 millones de euros; el régimen de consolidación del IVA, 3.000 millones de euros; y los pagos fraccionados de este impuesto, 3.000 millones.

No se deflactará la tarifa del IRPF

Para el próximo, Solbes avanzó que no se deflactará la tarifa del IRPF -lo que tendrá un coste para los contribuyentes de cerca de 1.000 millones de euros-, ya que, según el ministro, dada la situación de los ingresos, "no parece prudente" acometer una nueva deflactación de la tarifa.

En el capítulo de gastos, el vicepresidente segundo reiteró que es "imprescindible" llevar a cabo una "importante labor de austeridad". Si bien, aclaró que, en cualquier circunstancia, el Estado abonará la cobertura del desempleo.

Con este ánimo, Solbes recordó que ya de cara a 2009 se aportarán 2.000 millones adicionales a los Servicios Públicos de Empleo y apuntó que esta cifra es "prudente" teniendo en cuenta que éstos cuentan aún con remantes. Sin embargo, el vicepresidente económico del Gobierno prevé dar luz verde a las disposiciones necesarias por si las cantidades previstas no fueran suficientes.

Por partidas, Solbes recalcó que se ha presupuestado un incremento del 4,5% en la inversión en infraestructuras, hasta los 22.000 millones de euros, del 6,7% en capital humano y tecnológico, y del 1,9%, especialmente en guarderías y becas.

Asimismo, subrayó que el gasto en desempleo ascenderá un 24,4%, mientras que el destinado a vivienda será del 16,6% y el referido a ayuda oficial al desarrollo, del 2,2%. Tras estos incrementos, Solbes aclaró que los recortes anunciados se localizan en prácticamente todos los ministerios.

No habrá más cambios en el cuadro macroeconómico

Una vez pormenorizadas las cuentas propuestas para 2009, Solbes señaló que el cuadro macroeconómico sobre el que sustentan no sufrirá más cambios en lo que queda de año, pese a que reconoció que la economía crecerá "en el entorno del 0%" en los dos próximos trimestres, estos es, entre tasas del 0,1% o del -0,1%. "Las variaciones que han aparecido en los últimos meses no justifican una revisión", añadió.

Estas tasas son "compatibles" con el crecimiento previsto del 1,6% en 2008, dijo, antes de añadir que la actividad económica se "mantendrá débil hasta la mitad de 2009", debido, especialmente, a una caída de la inversión residencial y a un "casi estancamiento" del consumo privado, que se traducirá en un crecimiento "muy moderado" de la demanda interna.

En este contexto, Solbes avanzó que "el paro crecerá en 2009" debido a una "moderada caída del empleo", en línea con un incremento de la población activa, que consideró "positivo" ya que, en su opinión, permitirá disponer de más mano de obra en el momento en el que se recupere la economía.

Además, indicó que la competitividad de las empresas, la moderación salarial y las cuentas públicas saneadas, junto a las medidas aplicadas y las que seguirá adoptando el Gobierno permitirán volver a tasas de actividad "próximas al crecimiento potencial de la economía" (3%) a partir de 2010.

Ya somos 198.356