La empresa china Sanlu pidió a las autoridades que le ayudasen a encubrir la gravedad del problema de la leche adulterada

Pretendía "evitar que se cree una influencia negativa en la sociedad".

La empresa china Sanlu, implicada en el escándalo de la leche en polvo adulterada, pidió a las autoridades que le ayudaran a encubrir la gravedad del problema, según informó el rotativo del Partido Comunista Diario del Pueblo. En declaraciones al diario, el portavoz del gobierno local de la ciudad de Shijiazhuang, Wang Jianguo, aseguró que el Grupo Sanlu le pidió ayuda el pasado 2 de agosto para "gestionar" la respuesta ante los medios de comunicación. En Shijiazhuang se encuentra la sede de la empresa.

"Por favor, pedimos al Gobierno que incremente el control y coordinación sobre los medios de comunicación a fin de crear un entorno positivo en relación con el problemas de los productos de la compañía", se lee en una carta de Sanlu citada en el diario. "El objetivo es evitar que se dispare el caso y que se cree una influencia negativa en la sociedad", añadió la empresa.

Ya somos 191.170