France Telecom, multada por anunciar una velocidad de acceso a Internet superior a la real

Denunciada por FACUA en 2006, Wanadoo prometía una velocidad de descarga de 20 Megas e intentaba escudarse en que sus anuncios utilizaban la palabra 'hasta'.

FACUA-Consumidores en Acción ha logrado una sanción contra France Telecom España por anunciar una velocidad de acceso a Internet superior a la real.

Denunciada en septiembre de 2006, la empresa, que entonces utilizaba el nombre comercial de Wanadoo (hoy Orange), utilizaba reclamos como "máxima velocidad hasta 20 Mb".

La multa ha sido impuesta por la Consejería de Economía y Consumo de la Comunidad de Madrid, donde la empresa tiene su sede social. El expediente del que forma parte, que agrupa cuatro denuncias contra la misma firma, ha sido resuelto con una sanción pecuniaria por importe de 55.000 euros.

Ésta y otras compañías fueron denunciadas por FACUA por los mismos motivos ante dos organismos del Gobierno central, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) y el Instituto Nacional del Consumo (INC). Pero éstos no tomaron las medidas necesarias para acabar con este tipo de fraudes.

Aunque FACUA valora la trascendencia del caso, lamenta la reducida cuantía de la multa impuesta por el Gobierno autonómico madrileño, fruto de políticas y regímenes sancionadores de las comunidades autónomas que resultan obsoletos y que la organización viene criticando históricamente ya que no resultan disuasorios para las empresas, a las que en muchos casos les resulta más rentable incumplir la ley que cumplirla.

FACUA advertía en su denuncia que hay usuarios que no pueden navegar ni a la décima parte de los 20 Megas publicitados. En primer lugar, porque la velocidad baja proporcionalmente a la distancia que hay entre el domicilio del cliente y la central telefónica desde la que se le presta el servicio, debido a que aumenta la atenuación o ruido propia de la naturaleza del soporte físico, el cobre. La velocidad puede así disminuir no ya a la mitad, sino incluso a la décima parte de los 20 Megas ofertados.

Y a ello hay que añadir otros muchos factores. Así, las conexiones utilizan protocolos de transmisión de datos (PPP y TCP/IP) que ocupan un ancho de banda que absorbe entre un 2 y un 20% de la velocidad. En tercer lugar, la longitud del cableado interno en el domicilio del usuario desde el router a las rosetas telefónicas también influye en la pérdida de velocidad.

FACUA también denunciaba que la publicidad omitía que la velocidad prometida se refería únicamente a la de descarga de datos y no a la de envío. Y es que la tecnología ADSL 2+ permite en condiciones óptimas (prácticamente utópicas para la mayoría de usuarios) velocidades máximas de transmisión de 24 Megabits en bajada pero sólo de 1,2 en subida, veinte veces menos.

La asociación también advertía que la inclusión de la palabra hasta pudiera ser un elemento que "eludiría la inducción a error a los usuarios, en el caso de que la velocidad real de navegación fuese algo inferior a la máxima publicitada (quizás 19, 18, 17, incluso 16 Megas...)". Pero en este caso, en el que los usuarios "pueden estar utilizando un servicio con una velocidad de la mitad o incluso la décima parte inferior, consideramos que la introducción de dicho matiz no elimina la 'inducción a error'", continuaba la denuncia.

Ya somos 198.172