Industria pretende subir el gas natural un 9,6%

Casi el doble del 5,1% propuesto por la Comisión Nacional de la Energía.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio pretende aplicar a la tarifa del gas natural una subida del 9,6% para el cuarto trimestre, frente a la propuesta de la Comisión Nacional de Energía (CNE) del 5,1%, informó hoy el regulador energético.

El consejo de la CNE aprobó en sesión extraordinaria su propuesta de orden por la que se establece la tarifa de último recurso (TUR) de gas natural. En esta propuesta, que no es vinculante, el regulador recomendó prorrogar el sistema de actualización vigente para el cuarto trimestre, que supondría un incremento del 5,1%.

El organismo presidido por María Teresa Costa precisó que al no establecer aún la legislación vigente el procedimiento aplicable para determinar el coste del gas a incorporar en las tarifas de último recurso, y al desconocer los contratos de aprovisionamiento de los suministradores de referencia, considera adecuado plantear tres escenarios para la revisión de la tarifa de último recurso para el cuarto trimestre de 2008.

Estos escenarios pasan por la prórroga de la fórmula establecida en la DT 1ª de la Orden ITC/3861/2007, por considerar como precio de referencia el resultado de la subasta para la adquisición del gas de operación celebrada el 12 de junio o por fijar como precio de referencia la cotización de los contratos de futuro para el cuarto trimestre de 2008 en los mercados internacionales.

Fórmula de cálculo

En su propuesta de orden, Industria establece una nueva fórmula de revisión del término variable de la tarifa de último recurso que supone un aumento del 15,2% respecto del coste del gas implícito en las tarifas publicadas en la Resolución de 3 de julio de 2008.

Así, en relación al resto de costes, la propuesta de Industria considera un incremento del 1,24% de los peajes implícitos en las TUR, que junto con el aumento del coste del gas produce un incremento conjunto del 9,58% de la facturación media.

La CNE en la medida en que desconoce los contratos de aprovisionamiento de los suministradores de último recurso, considera que no puede evaluar con exactitud si la fórmula considerada en la propuesta de orden "refleja las condiciones exactas de aprovisionamiento de aquellos".

Además, la CNE considera necesario insistir en la recomendación de desarrollar los procedimientos regulatorios necesarios para la aplicación del mecanismo de subasta destinada al suministro de último recurso.

El regulador también estima oportuno que el desarrollo del marco regulatorio venga acompañado de una TUR más restrictiva. En este sentido señala que, de acuerdo con la Directiva Europea, la tarifa de último recurso debe aplicarse únicamente a los consumidores considerados vulnerables.

Así, propone acelerar el calendario de eliminación de tarifas, suprimiendo la tarifa de último recurso para los niveles de consumo superior a 50.000 KWh/año (esto es, tarifas T.3 y T.4), medida que afectaría a 59.500 clientes, que suman menos del 1% del total de los que pueden acogerse a la TUR.

Ya somos 204.012