Propietarios de vehículos Range Rover Sport y Discovery 3 deben llevarlos a revisión por un defecto de fabricación

Un posible fallo interno en la bomba de alta presión de combustible podría generar inyecciones incorrectas o pérdidas, con el consiguiente riesgo de accidente de tráfico.

FACUA-Consumidores en Acción informa que Land Rover España ha llamado a revisión a propietarios de sus modelos Range Rover Sport (LS) y Discovery 3 (LA) por un defecto de fabricación que implica riesgo de accidente de tráfico.

La empresa ha comunicado el defecto de los vehículos y las llamadas a revisión a sus propietarios a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid, donde tiene su sede social.

El defecto supone un "posible fallo interno en la bomba de alta presión de combustible". Éste podría "generar inyecciones de combustible incorrectas o pérdidas" de éste "en casos extremos".

Los vehículos han sido incluidos, con fecha 12 de septiembre, en la red de alerta de productos no alimentarios inseguros que coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo.

La información difundida por el INC no detalla el número de vehículos afectados ni sus fechas de fabricación, venta o números de bastidor. Por su parte, la página web de Land Rover España no ofrece ninguna información sobre el defecto.

Ya somos 192.645