Bruselas propone limitar las comisiones bancarias por domiciliaciones transfronterizas

Para que sean iguales que las que se aplican a operaciones domésticas.

La Comisión Europea propuso ayer modificar la normativa comunitaria para obligar a los bancos a que las comisiones que cobran por domiciliaciones de pago transfronterizas sean iguales que las que se aplican a operaciones domésticas.

En la actualidad, la normativa comunitaria que limita las comisiones bancarias aplicables a los pagos transfronterizos sólo cubre las transferencias, el pago con tarjeta de crédito y la retirada de dinero en los cajeros, pero no el débito directo.

La propuesta prevé igualmente la creación de instancias de resolución amistosa de litigios con el objetivo de proteger los derechos de los consumidores en caso de disputa sobre pagos transfronterizos.

"En un mercado de pagos integrado, es esencial que los usuarios de servicios de pago no se encuentren con ninguna diferencia práctica entre las transacciones nacionales y las transacciones transfronterizas", dijo el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

Si recibe el respaldo de la Eurocámara y de los Veintisiete, el nuevo reglamento entrará en vigor el 1 de noviembre de 2009.

Ya somos 203.587