Intervenidas este año más de 3,5 toneladas de pescado inmaduro en Córdoba

Tras inspeccionar casi 44 toneladas principalmente de boquerón y pijota.

Miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) pertenecientes a la Guardia Civil de Córdoba, en colaboración con un grupo de inspectores de la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, han intervenido este año más de 3.500 kilogramos de pescado inmaduro en la provincia cordobesa, después de inspeccionar casi 44 toneladas principalmente de boquerón y pijota.

El Instituto Armado informó en un comunicado de que, con el objetivo de erradicar de la provincia cordobesa la comercialización de especies pesqueras que no cumplen la talla mínima reglamentaria para su consumo, a lo largo del presente año se han intensificado las inspecciones contra el comercio y distribución de pescado con tallas no reglamentarias o inmaduros.

Estas inspecciones están enmarcadas principalmente en el Plan Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras, dentro del cual se han efectuado inspecciones y controles de transportes por carretera de todo tipo de productos frescos procedentes del medio marino. En el marco de este plan es donde la Guardia Civil ha efectuado un mayor número de actuaciones.

Asimismo, se han puesto en marcha varias medidas inspectoras orientadas a los distribuidores minoristas, en mercados y grandes superficies comerciales, para informarles de la necesidad de eliminar los hábitos de consumo de inmaduros, ya que la captura y consumo de alevines incide negativamente en los ciclos biológicos de las especies objeto de pesca ilegal con un enorme resultado perjudicial para nuestros caladeros.

Ya somos 198.216