Denunciada por FACUA

Ratificada la multa a Music Frog por los retrasos en la devolución del dinero de un concierto de los Rolling que fue cancelado

Iba a celebrarse en la localidad almeriense de El Ejido en agosto de 2006. Tras desestimarse su recurso, la empresa debe pagar una multa de 60.150 euros.

La multa impuesta a la organizadora de un concierto de The Rolling Stones que fue cancelado en El Ejido (Almería) en agosto de 2006 ha sido ratificada por la Secretaría General Técnica de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía.

La sanción a la empresa Music Frog, consecuencia de la denuncia presentada por la Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA, consiste en "60.000 euros por la infracción de incumplimiento de los plazos legalmente establecidos para devolver el importe de las entradas, y 150 euros, por no contestar el requerimiento de la Administración".

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publica hoy la resolución adoptada por la Secretaría General Técnica, por la que desestima el recurso interpuesto por Music Frog contra el expediente sancionador incoado en julio de 2007 por la Dirección General de Espectáculos Públicos y Juegos. Esta decisión ha agotado la vía administrativa y contra ella sólo cabe acudir a los tribunales mediante un contencioso administrativo, en el plazo de dos meses.

La denuncia de FACUA Andalucía señalaba los perjuicios que Music Frog estaba causando a los más de 50.000 usuarios que habían adquirido sus entradas debido a los importantes retrasos en la devolución de su dinero. El Reglamento General de la Admisión de personas en los Establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía establece un plazo de cuatro días desde la fecha prevista del espectáculo para reembolsar el importe de las entradas.

La empresa no sólo incumplió el plazo máximo fijado en la legislación para la devolución de las entradas sino los quince días que, obviando la normativa, había establecido en el reverso de los tiques.

Aunque inicialmente reconoció los retrasos en la devolución, la empresa pretendió demostrar, unos diez meses después de la cancelación del concierto, que no le había "negado a nadie su derecho de obtener la devolución de sus entradas en el plazo de cuatro días". Para ello, aportó una simple carta firmada por su director general donde aseguraba que no había incumplido los plazos legales, prueba que no ha sido admitida por la Administración.

En la resolución, Espectáculos Públicos advertía que "puede deducirse la elevada cuantía en concepto de intereses que puede ser generada del depósito de la suma recaudada con la venta de todas las entradas", varios millones de euros, cantidad que "obviamente no se guarda en un cajón".

Tras la apertura del expediente sancionador, Music Frog contestó que los motivos de la cancelación del concierto "no necesitan ser acreditados", "por mucho que la Consejería [de Gobernación] se empeñe", argumentando que "es público y notorio que el Señor Jagger padeció una laringitis que obligó a suspender el concierto de Los Rolling Stones en El Ejido, o que su compañero Keith Richards se cayó de un cocotero, lo que motivó la suspensión de sus conciertos durante el mes de mayo".

En su resolución, Espectáculos Públicos no ponía en duda la "notoriedad" que tuvo en los medios de comunicación la supuesta enfermedad de Mick Jagger, pero advertía que "los hechos pueden ser tanto notoriamente verdaderos como notoriamente falsos". "Desde el momento en que para esta Administración es un hecho controvertido, necesita ser probado, máxime cuando es el motivo que se da para suspender un concierto de tal magnitud como éste, frustrando las expectativas de miles de seguidores".

Ya somos 198.102