El Senado insta al Gobierno a pactar con la industria la eliminación o reducción de las grasas 'trans'

Se trata de grasas de bajo coste especialmente perjudiciales para la salud.

La Comisión de Sanidad y Consumo del Senado aprobó ayer por unanimidad una moción presentada por Entesa Catalana de Progrès que insta al Gobierno a trabajar, en colaboración con la industria, en la eliminación o reducción del uso de grasas trans en los alimentos de consumo humano, sobre todo en aquellos que se sirven en restaurantes, comedores escolares u hospitales, y a informar obligatoriamente de su presencia en la composición de un producto y del porcentaje de la misma.

El senador por Lleida Josep María Esquerda, presidente de la Comisión de Sanidad del Senado y encargado de defender la moción, recordó que estas grasas de bajo coste perjudiciales para la salud están presentes especialmente en los productos que más consume la población infantil -entre ellos pizzas, golosinas o productos cárnicos precocinados-.

"El consumo de cinco gramos de grasas 'trans' aumenta cinco veces nuestras posibilidades de sufrir un infarto", advirtió el senador de la Entesa, quien añadió que esta grasa, prohibida desde 2004 en países como Dinamarca por encima del 2% y recientemente eliminada de la alimentación de los neoyorquinos, eleva el denominado colesterol malo, favorece la resistencia a la insulina y fomenta la obesidad infantil.

"La Estrategia NAOS [contra la obesidad infantil] y el Código PAOS [de autorregulación de la publicidad dirigida a los menores] han resultado ser herramientas con resultados altamente satisfactorios que ha hecho que la industria y la hostelería ya se hayan adaptado a esta exigencia del mercado, por lo que una norma en este sentido sólo podrá beneficiar a estas empresas y perjudicar a aquellas a las que no les ha importado antes la salud del ciudadano", aseveró.

La senadora socialista Raquel Miriam Andrés, de acuerdo con estos argumentos, se mostró especialmente preocupada por las consecuencias que la alimentación con grasas trans traerá a la población infantil y que abogó por que España "insista" en la Unión Europea (UE) para sacar adelante este tipo de iniciativas, que por el momento continúan en fase de estudio.

Para la senadora de CiU Rosa Nuria Aleixandre, lo esencial será hacer hincapié en la obligación que tienen las empresas de informar a los usuarios "de lo que están comiendo" y dejarles elegir "lo que quieren comer" a través de una formación previa e información "veraz". Por ello apuesta por que Sanidad realice "un pacto con la industria" aunque matizó que de forma "cautelosa", para poder asegurar una alimentación más saludable a los ciudadanos.

En este punto quiso insistir la senadora popular María Dolores Pan, quien previno al ministro Soria de seguir adelante con la "bochornosa" pelea que, a su juicio, inicio la anterior ministra de Sanidad, Elena Salgado, contra la cadena de comida rápida Burger King. Para Pan, el de Salgado "no es el camino a seguir para poner en marcha políticas de prevención" ni para erradicar estas grasas que, dice, son "muy peligrosas" para la salud.

Ya somos 191.180