El Gobierno chino asegura que acabará con la "oscura" industria que añade melamina en la comida para animales

Tras el nuevo escándalo de los huevos contaminados.

El Gobierno chino ha prometido poner fin a la "oscura" industria que añade melamina a los piensos para animales, a pesar de que los representantes agrícolas aseguran que sólo una parte muy pequeña de este negocio ha usado la sustancia ilegalizada que ha acabado con la vida de varios niños en el país por el consumo de leche contaminada.

El Ministerio de Agricultura anunció las medidas contra el uso de melamina en la alimentación de animales tras varias semanas con polémica por los productos infectados por encima de los niveles permitidos en China, Hong Kong y el extranjero.

La alarma pública creada en torno a este asunto ha forzado a bajar drásticamente el precio de los huevos en los mercados chinos, y los vendedores al por mayor se han opuesto a aceptar cargas que no lleven el distintivo de certificación de inspección de melamina. Además, las granjas han sacrificado a miles de aves de corral inútiles.

La polémica por los huevos llega en pleno escándalo por la leche adulterada con el componente químico para burlar los exámenes de calidad. Ya han fallecido cinco niños y miles de ellos han sido hospitalizados por el consumo de este tipo de leche. Sin embargo, no se han registrado enfermos por los niveles relativamente bajos detectados en los huevos.

En una reunión celebrada ayer, los representantes agrícolas chinos se defendieron de las acusaciones de omisión de la acción contra el problema de la melamina, pero también prometieron acabar con su uso ilícito en el sector alimentario. De este modo, se comprometieron a "buscar a conciencia el origen de la melamina, limpiar las organizaciones que venden productos contaminados y aplastar decididamente las oscuras actividades de fabricación y venta de piensos animales que la contengan".

La melamina es un producto utilizado legalmente para la producción de plástico y fertilizantes, pero con sus altos niveles de nitrógeno también puede ser añadida a los alimentos para burlar los controles nutritivos que miden las proteínas, ricas en nitrógeno.

El pasado año, la comida para animales domésticos fabricada en China y adulterada con la sustancia provocó muertes y enfermedades de perros y gatos en Estados Unidos, por lo que el Ministerio de Agricultura de China anunció reglas nuevas para detectar la melamina en comida para animales "sin concesiones".

Ya somos 192.649