Cobran hasta por pagar

FACUA denuncia a 14 compañías por vulnerar la legislación nacional y el nuevo Reglamento europeo sobre servicios aéreos

Incrementan los precios de sus billetes mediante prácticas abusivas y fraudulentas, como la inclusión por defecto de seguros u otros servicios opcionales y la aplicación de tarifas por llevar equipaje, facturar en el aeropuerto o incluso pagar con tarjeta.

FACUA denuncia a 14 compañías por vulnerar la legislación nacional y el nuevo Reglamento europeo sobre servicios aéreos
FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a catorce aerolíneas por incrementar los precios de sus billetes mediante prácticas abusivas y fraudulentas, como la inclusión por defecto de seguros u otros servicios opcionales y la aplicación de tarifas extra por llevar equipaje, facturar en el aeropuerto o incluso por el mero hecho de pagar.

Se trata de una nueva batería de denuncias contra empresas del sector aéreo, que se suman a las presentadas por FACUA durante este año y otros anteriores. Algunas compañías han vuelto a ser denunciadas por continuar cometiendo las mismas irregularidades. La asociación reclama a las autoridades competentes más celeridad en la tramitación de los expedientes y la aplicación de sanciones contundentes.

Las compañías vulneran tanto la legislación española en materia de publicidad y defensa de los consumidores como el nuevo Reglamento europeo 1.008/2008, de 24 de septiembre, sobre normas comunes para la explotación de servicios aéreos.

Las empresas denunciadas son Air Berlín, Bmibaby, Clickair, Easyjet, FlyGlobespan, Germanwings, Jet 2, KLM, Ryanair, Skyeurope, Thomsonfly, Transavia, Vueling y Wizzair.

Entre otros organismos, FACUA ha remitido hoy sus denuncias a la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento y el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo, al objeto de que coordine actuaciones con las autoridades de Consumo de las diecisiete comunidades autónomas.

Suplementos opcionales preseleccionados

Al comprar un billete, once de las compañías incluyen por defecto servicios que son opcionales, como seguros, comida o la prioridad en el embarque, lo que puede provocar que el consumidor los contrate porque no repare en que es posible desactivarlos o crea que son obligatorios.

El Reglamento europeo establece en su artículo 23 que esos suplementos deben comunicarse "de una manera clara, transparente y sin ambigüedades al comienzo de cualquier proceso de reserva, y su aceptación por el pasajero se realizará sobre una base de opción de inclusión", es decir, que no pueden aparecer preselecionados.

Las aerolíneas denunciadas por este motivo son Bmibaby, Clickair, Easyjet, FlyGlobespan, Germanwings, Jet 2, Ryanair, Skyeurope, Thomsonfly, Transavia y Vueling.

Cobrar por pagar

Doce de las aerolíneas cobran incluso un recargo por el mero hecho de pagar. Así, encarecen los precios si el usuario abona el billete con tarjeta, la única forma de pago (salvo con Skyeurope y Wizzair, que permiten transferencias).

Esta práctica es una cláusula abusiva, según el artículo 89 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. La norma prohíbe "los incrementos de precio (...) que no correspondan a prestaciones adicionales" y "la imposición al consumidor de los gastos de documentación y tramitación que por ley correspondan al empresario".

Han sido denunciadas por esta irregularidad Air Berlín, Bmibaby, Easyjet, FlyGlobespan, Germanwings, Jet 2, KLM, Ryanair, Skyeurope, Thomsonfly, Transavia y Wizzair.

Cobrar por llevar equipaje

Diez de las compañías cobran al usuario una cantidad extra por llevar equipaje, pese a que la Ley 48/1960, de 21 de julio, sobre Navegación Aérea establece que "el transportista estará obligado a transportar juntamente con los viajeros, y dentro del precio del billete, el equipaje" y que sólo, "el exceso será objeto de estipulación especial".

Se trata de Bmibaby, que cobra 12,78 euros por trayecto en vuelos internacionales, Clickair (10 euros), Easyjet (11), FlyGlobespan (7,10), Germanwings (5), Jet 2 (11), Ryanair (15), Skyeurope (10), Thomsonfly (23,38) y Vueling (5). Ryanair cobra incluso por facturar en el aeropuerto (5,35 euros), aunque el usuario no lleve equipaje.

Precio final, en todo momento

Para evitar que las compañías incrementen los precios ofertados en su publicidad o en las primeras fases de las compras online, el Reglamento europeo establece en su artículo 23 que "se indicará en todo momento el precio final que deba pagarse, que incluirá la tarifa o flete aplicable así como todos los impuestos y los cánones, recargos y derechos que sean obligatorios y previsibles en el momento de su publicación".

Algo similar plantea la legislación española desde 2007, con los preceptos ahora recogidos por el artículo 60 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios: "en toda información al consumidor sobre el precio de los bienes o servicios, incluida la publicidad, se informará del precio final completo, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación, de los gastos que se repercutan al consumidor y usuario y de los gastos adicionales por servicios accesorios, financiación u otras condiciones de pago similares".

Ya somos 186.976