FACUA Cádiz pide al Ayuntamiento que garantice el cumplimiento de las normas para realizar obras en el casco histórico

La Asociación recuerda que las empresas incumplen la prohibición de utilizar medios mecánicos en los derribos.

La Asociación de Consumidores en Acción de Cádiz-FACUA considera que la única manera de garantizar la seguridad de los edificios del casco histórico de la capital gaditana es que el municipio garantice el estricto cumplimiento de la normativa vigente, cosa que hasta el momento no ha ocurrido.

En este sentido, la Asociación recuerda que existe un acuerdo de Comisión de Gobierno, de abril de 1999, por el que, debido a la situación constructiva de muchas fincas del casco histórico, se establecen una serie de medidas para salvaguardar el Patrimonio Histórico-Artístico y la seguridad de las personas.

En el citado acuerdo se establece que aquellas empresas que pretendan realizar demoliciones deben garantizar al Ayuntamiento que no van utilizar para las mismas elementos mecánicos. FACUA Cádiz denuncia que el empleo de dichos elementos ha sido frecuente en dichas demoliciones, sin que el consistorio haya retirado dichas licencias, incluso en aquellos casos en los que se han producido daños en los edificios colindantes.

Por ello, la Asociación entiende que de nada sirve que en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se implante nuevas medidas de protección si después el Ayuntamiento, incumpliendo con su obligación, no exige taxativamente su observación ni adopta las medidas oportunas contra las empresas que las infrinjan.

FACUA Cádiz reitera, dado los diferentes casos de derrumbamiento de fincas que se han producido en los últimos años, y que, milagrosamente, no han tenido un coste en vidas humanas, la necesidad de modificar la actuación del área técnica de urbanismo. La Asociación considera que el consistorio ha demostrado claramente su total ineficacia en orden a garantizar la seguridad de los vecinos del casco histórico de Cádiz.

Por otra parte, la Asociación considera un auténtico despropósito que en el nuevo PGOU se continúe admitiendo la construcción de sótanos y garajes, lo que, según esta organización, demuestra que el equipo de gobierno está más preocupado por los intereses económicos de los promotores de viviendas (los únicos que se benefician de la proliferación de dichos sótanos y garajes) que por la conservación del patrimonio histórico artístico del casco antiguo de la ciudad. Al mismo tiempo, para la Asociación es significativo que los casos de derrumbes fortuitos hayan coincidido con la construcción de sótanos y garajes en los solares colindantes.

Ya somos 198.216