Los porteros de discoteca serán examinados por la policía para trabajar en Madrid

La Comunidad ha acordado someterles a tests psicológicos y psicotécnicos.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha acordado tramitar un nuevo decreto que regula las condiciones en las que los porteros han de realizar su trabajo en locales en copas y discotecas, y que establece que los aspirantes deberán superar unas pruebas en la Academia de Policía Local. Éstas consistirán en un test psicotécnico y psicológico y en un examen sobre los conocimientos básicos relacionados con su cometido.

Según informó en una rueda de prensa el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, las personas que quieran trabajar de porteros de discotecas deberán ser mayores de edad, tener nacionalidad española o el permiso de residencia o de trabajo, no tener antecedentes penales y superar las pruebas de la Academia de Policía.

Una vez cumplimentados estos requisitos, los candidatos recibirán un carné que les acredite como porteros de discoteca y que tendrá validez por cinco años. Cumplido ese tiempo, estos profesionales deberán renovar su permiso.

El decreto, que prohíbe a los porteros ejercer funciones de seguridad, limitándolas al control y acceso en esos establecimientos, se desarrolla días después de que tres porteros de la discoteca El Balcón de Rosales acabasen supuestamente con la vida del joven Álvaro Ussía, quien recibió una paliza a las puertas del local.

En caso de que se produzca alguna alteración del orden público en bares o discotecas, los porteros están obligados a comunicarlo a la Policía o a los servicios de seguridad de los locales, si los hubiere, pero "jamás" pueden intervenir, ha advertido el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados.

El incumplimiento de las obligaciones que impondrá la norma, según ha explicado Granados, supondrá una falta muy grave que daría lugar a unas sanciones establecidas por la ley que van desde la multa de 30.000 euros a la propiedad del establecimiento, al cierre temporal o definitivo del mismo, en caso de falta reiterada.

Ya somos 191.180