La Comisión Nacional de la Competencia cuestiona el requisito impuesto a Telefónica para lanzar su oferta de fibra óptica

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones suspendió de forma temporal en octubre la propuesta que la compañía iba a comercializar en España.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha señalado que el requisito impuesto por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) a Telefónica para comercializar su oferta de fibra óptica "podría no ser suficiente" para garantizar la "continuidad competitiva" en el mercado, informó hoy el organismo en un comunicado en el que hace públicas las conclusiones de sus informes sobre el análisis de los mercados de telecomunicaciones.

El pasado mes de octubre, la CMT suspendió de forma temporal la oferta de acceso a través de red de fibra óptica (FTTH) que Telefónica iba a comercializar en España.

En su resolución, el regulador afirmaba que Telefónica deberá abstenerse de comercializar servicios minoristas prestados sobre FTTH mientras no estuviera plenamente disponible el servicio mayorista de compartición de conductos y así fuera constatado por la propia CMT.

Además, la CNC asegura que tampoco se ha justificado que los servicios de banda ultra-ancha pertenezcan a diferentes mercado de referencia que los de velocidades inferiores ni que, en su caso, la "línea de división" deba estar en velocidades superiores a 30 Megas, tal y como planteaba el organismo presidido por Reinaldo Rodríguez.

Precisamente, la CE envió una carta a la CMT en la que expresaba sus "serias dudas" sobre la decisión del regulador español y en la que ponía especial énfasis en la limitación de 30 Megas que éste ha fijado a la hora de definir el mercado.

En este sentido, la CNC considera que, "en ausencia de un análisis dinámico y de datos adicionales para llegar a esta conclusión", no se ha tipificado "adecuadamente" la existencia de dos zonas con situaciones competitivas "suficientemente diferenciadas".

Además, la CNC señala que la propuesta de remedios "más laxos" en la zona definida por la CMT "puede no ser apropiada" en la medida en que, en esa zona, el despliegue de las redes de fibra de Telefónica "será previsiblemente mayor" y los servicios utilizados por los operadores alternativos para competir "se verán limitados" por ese despliegue.

Telefonía fija

En cuanto a los mercados mayoristas de telefonía fija, la CNC coincide en términos generales con las definiciones de mercado y la designación de Telefónica como operador con poder significativo en dicho mercado (PSM), pero considera "aconsejable" incluir mayores cautelas en cuanto a la modificación de la red de Telefónica asociada a la introducción de tecnología IP, para garantizar que no tiene "efectos anticompetitivos" sobre el resto de operadores.

Asimismo, propone considerar la inclusión de un control de prácticas anticompetitivas mediante la supervisión 'ex ante' de los precios minoristas de las llamadas de Telefónica y para garantizar la replicabilidad de las ofertas minoristas.

Por lo que respecta a los mercados minoristas de telefonía fija, el regulador indica que debería justificarse adecuadamente por qué el segmento de usuarios de negocios no requiere una regulación ex ante.

El regulador también plantea mantener la obligación de que la cuota mensual de abono de la línea telefónica sea "uniforme y nacional", sin que se permitan variaciones geográficas en su importe.

Sobre los mercados mayoristas de terminación de llamadas en redes de telefonía móvil, la CNC aboga por estudiar remedios regulatorios ex ante para compensar los efectos que se puedan derivar de las políticas de discriminación de precios minoristas para llamadas entre clientes de un mismo operador y entre clientes de operadores diferentes.

Ya somos 197.896