FACUA advierte que las Fundaciones Sanitarias suponen una amenaza para el futuro de la Sanidad Pública

La subcontratación de tareas con empresas privadas, la autogestión de los beneficios y la libre disposición de su propio patrimonio ponen a la Sanidad Pública en el camino de la privatización.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) advierte que la creación de las Fundaciones Públicas Sanitarias, una fórmula introducida en la última fase de aprobación de la Ley de Presupuestos sin otorgar la posibilidad del debate y que salió adelante en el Congreso gracias a los socios nacionalistas del Gobierno, supone una amenaza para la continuidad de la Sanidad Pública y el riesgo de la privatización de los centros sanitarios, especialmente de aquéllos más rentables.

FACUA manifiesta su rechazo al sistema de prestación del servicio sanitario hospitalario bajo la forma de Fundaciones Públicas Sanitarias, y señala que el procedimiento empleado por el Gobierno para la inclusión del nuevo modelo sanitario es oscuro y no ha contado con la opinión de las asociaciones de consumidores. La Federación expresa su preocupación por la posibilidad que las Fundaciones ofrecen para la entrada de capital privado mediante la descentralización de determinados servicios (como los análisis clínicos) a distintas empresas, lo que supondría de hecho una privatización parcial y encubierta.

Los principales riesgos del nuevo sistema señalan hacia el modelo de gestión de las Fundaciones, que puede conducir a la competencia entre centros, con la consiguiente ruptura de la cooperación y la búsqueda de resultados económicos por encima de la atención a los usuarios. Así, las Fundaciones podrán disponer libremente, para el cumplimiento de sus fines, del patrimonio adquirido a partir de su constitución con fondos públicos. Además, aquellos hospitales con beneficios podrán disponer de ellos para su gestión, mientras que las pérdidas serán asumidas por el Insalud, lo que supone que un incremento descontrolado del gasto puede hacer insostenible el sistema y llevarlo a la quiebra.

La pérdida del control sobre el sistema sanitario es otro de los riesgos señalados por FACUA, ya que las Fundaciones no aparecerán en los Presupuestos Generales del Estado con partidas individualizadas, sino como capítulo que englobará a todas las Fundaciones, evitándose así los controles parlamentarios.

Por otra parte, y a pesar de su propio nombre, las Fundaciones Públicas Sanitarias no tienen naturaleza jurídica de fundación, sino que, con esta denominación, FACUA señala que se pretende ofrecer una imagen de marca que ampare el proceso transformador de los Centros Públicos Sanitarios haciendo uso de términos con significado conceptual diferente.

Ya somos 191.611