Abierto expediente sancionador por presuntos cobros extras a las emisoras de taxis de Sevilla

Tele Taxi, Radio Taxi y Radio Taxi Giralda están siendo investigadas por la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía.

El departamento de investigación de la Agencia de Defensa de la Competencia, adscrita a la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, ha abierto expediente sancionador a las tres emisoras del taxi de Sevilla: Tele Taxi, Radio Taxi y Radio Taxi Giralda.

El motivo es una presunta infracción del artículo primero de la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia, que prohíbe acuerdos o prácticas concertadas que puedan impedir, restringir o falsear la competencia, en este caso en el territorio del municipio de Sevilla, según publica hoy Diario de Sevilla.

La investigación se centra en los 3,87 euros, como máximo, que los taxis de las emisoras cobran a los usuarios por el trayecto previo que recorren sus profesionales desde que el cliente pide un servicio por telefóno hasta que el vehículo llega al punto de recogida. Esta práctica se da, según el diario, incluso, con los trayectos al aeropuerto sevillano, pero en este caso el Ayuntamiento sí admite que se sume a la tarifa fija oficial.

El cobro de esta cantidad extra por cada viaje tiene su origen en un pacto privado -admiten las propias emisoras- que de ninguna forma está recogido en las ordenanzas municipales, revisadas en el año 2000, por las que se rige este transporte público en concesión cuyo control está obligado a ejercer el Ayuntamiento sevillano.

Este pacto privado se practica históricamente e implica mayores beneficios económicos para los más de 800 taxistas con emisora que representan al 35% de la flota de los taxis de Sevilla. El resto del gremio, 1.400 profesionales que carecen de emisora, queda fuera.

El expediente sancionador de la Agencia de Defensa de la Competencia se abrió el pasado 13 de noviembre a raíz de la denuncia presentada a principios de ese mes por la patronal Foro Taxi Libre contra el porcentaje extra de ingresos que percibían los taxis con emisora.

Según la información de este organismo oficial, el plazo para instruir y resolver el expediente es de 18 meses, y añade que tal expediente "no prejuzga el resultado final de la investigación ni los términos de la resolución que ponga fin al mismo".

La Agencia tiene como fin preservar el funcionamiento competitivo de los mercados en toda Andalucía "garantizando la existencia de una competencia efectiva en los mismos y la protección de los intereses generales, especialmente de las personas consumidoras y usuarias".

El artículo 1 de la ley presuntamente infringido prohíbe fijar, de forma directa o indirecta, precios u otras condiciones comerciales o de servicio; limitar o controlar la producción, distribución, desarrollo técnico o las inversiones; el reparto del mercado o de las fuentes de aprovisionamiento; así como "la aplicación, en las relaciones comerciales o de servicio, de condiciones desiguales para prestaciones equivalentes que coloquen a unos competidores en situación desventajosa frente a otros".

Al cobro extra de cantidades a los usuarios se suma el hecho de que el servicio telefónico privado que prestan las emisoras del taxi en Sevilla tampoco está regulado por la ordenanza municipal, pese a ser el único que se presta en la capital desde que en los años 80 se eliminaron los teléfonos de las paradas de taxi de la calle.

En declaraciones a este periódico, publicadas el pasado 14 de noviembre, los responsables de las tres emisoras (Manuel Ledesma, Santiago Medina y Teresa Barbosa) justificaban estos cobros extraordinarios con la siguiente afirmación: "Es un régimen interior de las emisoras recogido en nuestros estatutos, pero jamás llegamos al cliente marcando más de lo establecido para la carrera mínima. El usuario no se queja porque es de sentido común y justo; no vamos a ir gratis a recogerlos".

Ya somos 198.330