'Este año, corta con el despilfarro'

FACUA recomienda a los consumidores que corten con el despilfarro y feliciten el nuevo año por Internet

El correo electrónico, las redes sociales y la mensajería instantánea son alternativas gratuitas y más fiables que los mensajes de móvil y las llamadas.

Este año, corta con el despilfarro. Éste es el lema de la campaña con la que FACUA-Consumidores en Acción fomentará durante 2009 alternativas para reducir los elevados niveles de consumo de los ciudadanos.

La campaña comienza con una llamada de atención sobre el excesivo gasto que suponen los millones de llamadas telefónicas y mensajes de móvil que se efectúan en Nochevieja para felicitar el año nuevo.

La asociacion señala que los consumidores pueden hacer con su dinero algo más útil para celebrar el año nuevo que regalárselo a las telefónicas, que aplican tarifas desproporcionadas por el envío de mensajes y el establecimiento de cada comunicación.

FACUA propone utilizar Internet, ya que el correo electrónico, las redes sociales y la mensajería instantánea son alternativas gratuitas y más fiables que los mensajes de texto (SMS) y multimedia (MMS) o las llamadas en una noche en que las redes de telefonía además suelen sobrecargase.

Los problemas en las redes provocan, además, el envío de numerosos mensajes que no llegan a sus destinatarios y llamadas que se cortan, obligando a repetirlas.

FACUA está distribuyendo la primera imagen de esta campaña a través de su Red de Consumidores en Acción, que cuenta con miles de miembros. En ella, muestra dos opciones para felicitar la entrada en 2009, un teléfono y un ordenador: con unas tijeras que se deshacen de la primera. Debajo, el texto Este año, corta con el despilfarro. Felicita por Internet.

FACUA recuerda que con las principales compañías, la tarifa básica de cada SMS es de nada menos que 17,4 céntimos de euro (15 más IVA). El mismo importe que supone en la mayoría de los casos el establecimiento de cada comunicación en las llamadas realizadas desde móvil o de fijo a móvil, aunque salte un buzón de voz, al que hay que sumar la tarifa aplicable en función de la duración de la llamada.

Ya somos 191.347