FACUA Córdoba aconseja a los consumidores que asistan a cotillones que soliciten resguardo de la entrada

La Asociación solicita inspecciones para verificar la existencia de licencias así como que se respete el aforo permitido.

La Asociación de Consumidores en Acción de Córdoba-FACUA aconseja a los consumidores que asistan a cotillones y a fiestas de fin de año, que soliciten y obliguen al establecimiento a entregarles al menos la mitad de la entrada adquirida como comprobante.

Tras el pasado fin de año, se produjeron reclamaciones en relación a incidentes sufridos en distintos establecimientos que se celebraban fiestas de fin de año, los cuales recogían a los asistentes la entrada completa sin devolverle parte de esta ni ningún otro documento que pudiera acreditar la asistencia al local, en caso de tener que hacer algún tipo de reclamación.

FACUA Córdoba ha informado de esta situación al Área de Seguridad del Ayuntamiento de la capital y a la Gerencia Municipal de Urbanismo para que en este año 2008, se controle por parte de los inspectores correspondientes esta situación.

Además FACUA Córdoba considera que debe de haber un número de inspecciones municipales y autonómicos proporcional a la cantidad de fiestas ilegales de fin de año que se celebrarán en nuestra ciudad, esto es, las que se celebran en locales sin autorización para este tipo de eventos, o aquellas en las que se supera el aforo máximo permitido en los locales.

Este tipo de celebraciones pueden poner en riesgo la seguridad de los usuarios, por lo que es "fundamental que durante la celebración, los inspectores visiten los locales y verifiquen si tienen licencia así como que no se excede el aforo máximo permitido".

En este sentido, FACUA Córdoba cree que "muchas fiestas legales venden más entradas de las permitidas y se pone en riesgo al usuario" de cara a un posible desalojo por un incidente y en cuanto a la calidad de la fiesta por la saturación, esto es "algo medible y debe dar lugar a clausura de fiestas".

Asimismo, recordar que las denuncias más comunes por los consumidores de cotillones, es la pérdida del abrigo por dejarlo en guardarropas sin vigilancia, el aforo desproporcionado y la falta de bebida y comida en proporción al número de entradas vendidas.

Ante esta situación FACUA Córdoba entiende que es fundamental que cuando el cliente entre a la fiesta no entregue la entrada completa, ya que "luego no tendrá prueba de haber sido usuario". La Asociación recomienda solicitar al entrar en una fiesta que puedan romperle media entrada para evitar su reutilización por otra persona, pero "siempre que la otra mitad de la entrada pueda ser empleada para hacer una reclamación". Además, al dejar el abrigo "el consumidor debe quedarse como mínimo con un comprobante".

Ya somos 203.573