Prohibida en la UE la venta de huevos de aves infectadas por salmonella o que no hayan sido sometidas a control

El control de la bacteria en las gallinas ponedoras es obligatorio desde 2008 en las granjas de la UE.

Desde el 1 de enero está prohibida en la UE la comercialización para consumo humano de huevos procedentes de aves que no hayan sido sometidas a los controles contra la salmonella o que hayan sido infectadas por esta bacteria.

Bruselas pretende con esta medida "eliminar todos los riesgos" para el consumidor y reducir "considerablemente" el número de casos de salmonelosis en humanos, según informó ayer la Comisión Europea.

Se trata de una prohibición cuya entrada en vigor estaba prevista para finales de 2009, pero se decidió "acelerar" su aplicación a partir de los informes de 2005 y 2006 que apuntaban una "alta prevalencia" de la salmonella en las aves comunitarias. El control de la bacteria en las gallinas ponedoras es obligatorio desde 2008 en las granjas de la UE.

Según los datos de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), los huevos y productos derivados son responsables de más de la mitad de los brotes de salmonelosis en humanos en los casos en la Unión Europea en los que se pudo detectar el origen de la infección.

La prohibición afecta también a la importación de este alimento procedente de países terceros. La Comisión Europea precisó en un comunicado que solo se permite la importación de huevos para el consumo humano de tres países -Croacia, Noruega y Suiza-, por ser los únicos que han proporcionado garantías sobre la seguridad de este producto.

Ya somos 203.744