Clickair, condenada a indemnizar a una pasajera que sufrió la cancelación de un vuelo por una huelga de controladores

La sentencia del Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona indica que una causa de fuerza mayor no excluye a la aerolínea de prestar la asistencia necesaria o la habilitación de un transporte alternativo.

El Juzgado de lo Mercantil número 5 de Barcelona ha condenado a la aerolínea Clickair a indemnizar con 900 euros, en concepto de gastos de estancia y manutención, a una pasajera que sufrió la cancelación de su vuelo por una huelga de controladores en el aeropuerto italiano de Palermo.

En su sentencia, a la que ha tenido acceso la agencia EFE, el juez entiende que la cancelación del vuelo se debió a un hecho "de fuerza mayor", aunque ello no excluye a la aerolínea de hacerse cargo de los "deberes adicionales" que contrae con sus viajeros, como la prestación de la asistencia necesaria o la habilitación de un transporte alternativo.

Los hechos ocurrieron el 6 de septiembre de 2007, cuando la demandante, Aida Marsol, perdió el vuelo que la debía transportar junto a su familia de Palermo a Barcelona a causa de la huelga que estaba llevando a cabo el colectivo de controladores aéreos del aeropuerto italiano.

A consecuencia de la cancelación del vuelo, Marsol tuvo que pagar de su bolsillo el alojamiento en un hotel de Palermo, así como los demás gastos de comida.

La compañía de bajo coste Clickair sostiene en su defensa que el retraso o cancelación de un vuelo no es un incumplimiento contractual imputable si se debe a un hecho "completamente imprevisible, como es una huelga de trabajadores del aeropuerto de salida".

El juez, sin embargo, considera que la aerolínea "no cumplió con sus deberes de asistencia para con sus pasajeros, en el pago del alojamiento preciso y la manutención", y, por tanto, le condena a pagar a la familia Marsol 900 euros en este concepto y a asumir las costas del juicio.

Ya somos 191.225