La CE confirma inspecciones a varios productores de microprocesadores al sospechar que pactan precios

Se trata de chips especialmente destinados a la producción de tarjetas inteligentes para teléfonos móviles, tarjetas bancarias y de identidad.

La Comisión Europea confirmó este miércoles haber impulsado sin previo aviso inspecciones antimonopolio en las instalaciones de varios productores de chips electrónicos, cuya identidad no ha difundido, por sospechar que éstos pactaban sus precios en el mercado.

"La Comisión tiene razones para creer que las compañías implicadas pueden haber violado las normas" comunitarias, según informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado. Concretamente, las que prohíben fijar los precios de mercado, repartirse la cuota de clientes o intercambiar información comercial sensible.

Las inspecciones, llevadas a cabo el pasado 21 de octubre por expertos de la Comisión, también se han producido en varios Estados miembros junto a representantes de las autoridades de Competencia de los mismos. Los chips fabricados están especialmente destinados a la producción de tarjetas inteligentes para teléfonos móviles como las tarjetas SIM, tarjetas bancarias y de identidad.

Inspecciones de este tipo suelen preceder investigaciones en profundidad de supuestos carteles monopolísticos. Sin embargo, no significan que las empresas inspeccionadas sean culpables de un comportamiento monopolístico ni prejuzgan tampoco el resultado de la investigación del Ejecutivo comunitario que no está sujeto a una fecha límite para completar su investigación en estos casos.

Ya somos 190.787