El IPC interanual cae un punto en diciembre y cierra 2008 en el 1,4%

Es el nivel más bajo en una década.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó cinco décimas en diciembre de 2008 respecto al mes anterior y la tasa interanual cayó un punto, hasta el 1,4%, logrando su nivel más bajo de la última década, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, esta tasa del 1,4% es la más baja desde diciembre de 1998, cuando la inflación alcanzó también el 1,4%, y es además 2,8 puntos inferior a la obtenida a cierre de 2007, que fue del 4,2%.

En diciembre, la inflación interanual retrocedió por quinto mes consecutivo gracias al abaratamiento de los carburantes y de alimentos como el pescado fresco, la leche y los aceites.

Con esta tasa, la inflación se aleja de los máximos cercanos al 5% que logró alcanzar en 2008 por la escalada del precio del petróleo. Fue a mitad de ejercicio, concretamente en julio, cuando los precios tocaron techo, con un IPC del 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, experimentando su mayor caída, de 1,2 puntos, el pasado mes de noviembre, algo que no se veía en 22 años.

En total, desde julio hasta diciembre de 2008, el IPC se ha reducido casi cuatro puntos, mejorando las estimaciones del Gobierno, que esperaba que este indicador cerrara 2008 en el entorno del 2%, para seguir bajando en 2009, aunque sin llegar a una situación de deflación (tasas negativas de crecimiento de los precios). En el acumulado de 2008 (enero-diciembre), la inflación subió también un 1,4%.

La caída de la inflación interanual en diciembre se debió al comportamiento del transporte, que ha reducido más de cuatro puntos su tasa anual respecto a noviembre, hasta el -5,6%, como consecuencia del abaratamiento de los carburantes y lubricantes, cuyo precio se ha reducido este año en contraste con el ascenso que experimentaron en diciembre de 2007.

También han influido en esta variación los alimentos y bebidas no alcohólicas, con un descenso de siete décimas en su tasa anual, hasta el 2,4%, gracias a la disminución de precios de parte de los alimentos, frente a las subidas que registraron en diciembre del año pasado. Destacan, especialmente, el pescado fresco, la leche, los aceites, las carnes de vacuno y porcino y la charcutería.

La vivienda ha colaborado también en la caída de la inflación, al haber reducido en diciembre siete décimas su tasa anual, hasta el 5,9%, impulsada por la bajada del precio del gasóleo para calefacción.

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en diciembre en el 2,4%, tres décimas inferior a la tasa de noviembre, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el 1,5% interanual, nueve décimas menos que en el mes anterior, coincidiendo con los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado.

Ya somos 198.097