Consumers International critica que Bruselas haya autorizado la venta sin receta de un fármaco de GSK para perder peso

Advierte del riesgo de que se venda de forma irresponsable e irracional

Consumers International, la organización mundial de la que forma parte FACUA-Consumidores en Acción, ha criticado la decisión de la Comisión Europea de permitir la venta sin receta del medicamento para la pérdida de peso Orlistat (Alli), del laboratorio GlaxoSmithKline (GSK).

Justin MacMullan, director de Campañas de Consumers International, ha declarado que "la decisión de la Comisión Europea de hacer accesible este medicamento para perder peso a los consumidores a través de las farmacias, es profundamente decepcionante. Consumers International reconoce que un número relativamente pequeño de personas necesitan medicación para controlar su peso".

"Sin embargo", advierte, "la venta sin receta de este fármaco provocará que un menor número de consumidores se preocupe de temas como la dieta alimentaria o el estilo de vida, factores mucho más seguros y confiables de control de peso para la mayoría de las personas".

La experiencia de Australia de ofrecer productos para perder peso a través de las farmacias "debería haber sido una advertencia para la CE", critica MacMullan. Cuando estos productos estuvieron disponibles sin receta médica en Australia, la organización Choice, miembro de Consumers International, realizó estudios que demostraron que en muchas ocasiones los farmacéuticos no formulan las preguntas correctas y venden el producto a mujeres que no tienen un problema de peso.

Existe un "riesgo real" de que la comercialización sin receta del medicamento Alli provoque una venta inadecuada, irresponsable e irracional", señala el director de Campañas de Consumers International. La organización considera que la decisión de la CE será negativa para los consumidores y que el fármaco debería de venderse sólo con receta médica.

Ya somos 191.159