Andalucía retira casi 15.000 zapatos sospechosos de contaminación con dimetilfumarato pero no hace públicas las marcas

Se limita a indicar que todas están fabricadas fuera de la UE.

La Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía ha emitido este sábado un comunicado en el que informa que sus inspectores de Consumo han instado la retirada voluntaria de 14.889 unidades de zapatos y han decretado la inmovilización cautelar de otras 993 unidades.

Y ello ante los "indicios de la utilización de bolsas con dimetilfumarato como antifúngico", una sustancia no autorizada por la normativa comunitaria ni española que puede provocar reacciones alérgicas graves .

Sin embargo, Gobernación no ha hecho públicas las marcas de los zapatos retirados, limitándose a indicar que todas han sido "fabricadas fuera de la UE".

Según la Consejería, "desde que se dio de alta la alerta", los inspectores "han realizado casi 200 actuaciones en toda la Comunidad Autónoma para localizar este producto".

"Bajo los indicios suficientes de riesgo para la salud se han identificado unidades de zapatos posiblemente afectadas en establecimientos de Andalucía", indica el comunicado, que añade que "los empresarios se han mostrado colaboradores y han accedido a retirar el calzado".

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Gobernación puso en marcha inspecciones de manera preventiva "en todas las provincias andaluzas" el pasado 23 de diciembre tras recibirse dos denuncias en el servicio de Consumo de la Delegación del Gobierno de Sevilla. Posteriormente, se ha recibido una tercera denuncia en Córdoba.

Gobernación también ha indicado que "varias comunidades, incluida Andalucía, han informado a través de la Red de Alerta de Consumo de denuncias sobre distintas firmas de zapatos, todas ellas fabricadas fuera de la UE".

"Se han localizado y retirado algunos modelos de calzado por denuncias de alergia", indica la Consejería, que añade que "asimismo, se han realizado tomas de muestras que se han remitido al Centro de Investigación y Control de Calidad, en Madrid, con el fin de comprobar su peligrosidad". Las actuaciones se están llevando a cabo en coordinación con el Instituto Nacional de Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Las medidas provisionales de inmovilización cautelar, si se llegase a confirmar la presencia de dimetilfumarato como consecuencia del resultado de los ensayos practicados en el Laboratorio dependiente del INC, podrían llegar a ser permanentes y obligar a la retirada del mercado de los productos, concluye el comunicado de la Consejería de Gobernación andaluza.

Ya somos 204.085