Tras la denuncia de FACUA sobre los cobros irregulares en el sector eléctrico, Industria convoca una reunión de urgencia

Tendrá lugar este jueves entre las Direcciones Generales de Política Energética y Consumo y varias asociaciones de consumidores.

Tras la denuncia presentada ayer por FACUA-Consumidores en Acción sobre los cobros irregulares que se están produciendo en el sector eléctrico desde el inicio de la facturación mensual, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha convocado este jueves una reunión de urgencia para tratar el asunto.

En la reunión, que tendrá lugar a las 12.30 horas en la sede el Ministerio de Industria, estarán presentes su director general de Política Energética y Minas, la directora general de Consumo del Ministerio de Sanidad y Consumo y representantes de varias asociaciones de consumidores.

Por parte de FACUA acudirá su portavoz, Rubén Sánchez.

FACUA pidió ayer a Industria la apertura de una investigación sobre los cobros irregulares que están sufriendo los usuarios del sector eléctrico desde que ha comenzado la facturación mensual, asunto del que también ha dado traslado a la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

FACUA denuncia que se está facturando al precio vigente desde enero, hasta un 5,6% más caro, electricidad consumida a finales del año pasado.

El pasado diciembre, una parte de las facturas emitidas no reflejaban consumos reales, sino estimados, ya que aunque con la nueva regulación los recibos se emiten cada mes, las eléctricas siguen realizando la lectura de los contadores bimestralmente para no aumentar sus costes.

FACUA recibió entonces numerosas consultas de usuarios que habían recibido esas facturas con lecturas estimadas, ya que reflejaban un consumo muy reducido, entre un 30 y un 50% por debajo de la electricidad consumida en el mismo mes del año anterior.

Ahora, esos mismos usuarios están recibiendo facturas en las que, tras haberles realizado la lecturas de sus contadores, las eléctricas les cobran toda la energía que no les imputaron en el recibo anterior. Y lo hacen aplicando a una parte de ella las nuevas tarifas, en lugar de las vigentes a finales de año.

FACUA recuerda que las tarifas vigentes desde enero implican que la mayor subida en el precio del kWh la han sufrido los usuarios con la tarifa 3.0.1, un 5,6%, esto es, 0,6062 céntimos cada kWh antes de impuestos. Para los clientes con la tarifa 2.0.3 el término de energía ha aumentado un 5,2%, 0,5592 céntimos. El incremento en la tarifa 2.0.2 ha sido del 4,2%, 0,4486 céntimos. En la 2.0.1, del 2,6%, 0,2868 céntimos por kWh.

Hasta 74 céntimos de más por cada 100 kWh

Así, FACUA ha calculado que cada 100 kWh consumidos a finales de 2008 pero facturados al precio vigente desde enero de 2009 están suponiendo el cobro de 74 céntimos de más (incluido el 21,93% que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido) para los que tienen la tarifa 3.0.1; 68 céntimos para los clientes con la tarifa 2.0.3; 55 céntimos para los que tienen la 2.0.2; y 35 céntimos para los que cuentan con la 2.0.1, siempre por cada 100 kWh cobrados al precio de enero en lugar de al vigente a finales del año pasado.

Ya somos 198.216