Las familias y empresas que se declararon en quiebra se triplicaron en 2008, con 2.902 afectados

Supone un incremento del 197,3% respecto a 2007, cuando se registraron un total de 976 concursos.

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas ascendieron a 2.902 durante 2008, lo que supone un incremento del 197,3% respecto a 2007, cuando se registraron un total de 976 concursos.

Según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada el jueves, en total, el número de familias en concurso fue de 374 en 2008, un 289,6% más que en 2007, mientras que el de empresas sumó 2.528, con un incremento del 187,3%.

Según el tipo de concurso, 2.725 fueron voluntarios, un 218,7% más que el año anterior, y 177 necesarios, un 46,3% más. Atendiendo a la clase de procedimiento, los abreviados aumentaron un 150,8% en tasa interanual, mientras que los ordinarios repuntaron un 258,2%.

El 67,2% del total de empresas declaradas en concurso en 2008 tenían como actividad principal la construcción, la industria y las inmobiliarias y servicios empresariales. En cambio, la agricultura y la pesca son las actividades económicas con menor número de concursos (0,9% del total).

En concreto, el 25% de las concursadas (623 empresas) tenían como actividad principal la construcción. Esto supone un incremento del 283% en comparación con las empresas del sector que declararon concurso en 2007 (165 empresas).

Por otro lado, el 22,7% se dedicaban a la industria (576 empresas); el 19,3% (490) se dedicaba a actividades inmobiliarias y servicios empresariales y el 14,9% al comercio (377 empresas).

El pasado mes de julio se declaró en concurso voluntario de acreedores la promotora inmobiliaria Martinsa-Fadesa, lo que constituyó la mayor suspensión de pagos de la historia.

Cuarto trimestre

Sólo en el cuarto trimestre del año, el número de deudores concursados alcanzó los 1.082 afectados, lo que supone un aumento del 265,5% respecto al mismo periodo de 2007.

Por tipo de concurso, un total de 1.028 fueron voluntarios entre octubre y diciembre, un 290,9% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que 54 fueron necesarios, un 63,6% más. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios aumentaron un 333,6% y los abreviados un 206,9%.

De los 1.082 concursos del cuarto trimestre, 960 fueron empresas (251,1% más que en el mismo periodo de 2007) y 122 fueron familias (238,9% más). Además, el 68,6% de las empresas concursadas en ese periodo tenía como actividad principal la construcción, la industria y las inmobiliarias y servicios empresariales.

Por comunidades

Por comunidades, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el conjunto del año, dado que acapararon en 60% del total. Cataluña sumó 681, Comunidad Valenciana 390 y Andalucía 373.

En el lado opuesto, las regiones con menos suspensiones de pagos en 2008 fueron Melilla, con dos procedimientos; Cantabria, con 27 y Extremadura, con 28 concursos.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

Ya somos 191.166