El Parlamento Europeo pide que se refuerce la seguridad del comercio electrónico

También solicita una simplificación de las normas que lo rigen.

El pleno del Parlamento Europeo aprobó el jueves un informe en el que se pide un refuerzo de la seguridad del comercio electrónico, una simplificación de las normas que lo rigen y medidas específicas para las pymes. En la actualidad, uno de cada tres ciudadanos europeos compra por Internet, pero sólo 30 millones realizan compras transfronterizas.

El informe, aprobado por 562 votos a favor, 9 en contra y 10 abstenciones, avisa de que la desconfianza sobre la seguridad de las transacciones y de los pagos es el peligro más grave para el futuro del comercio electrónico. Por ello, los eurodiputados piden a la Comisión que establezca mecanismos que refuercen la confianza en los pagos electrónicos internacionales entre empresas y particulares y que cree sistemas adecuados de resolución de conflictos en caso de prácticas comerciales ilegales.

Los diputados insisten en que los comportamientos ilegales como la falsificación, la piratería, el fraude, la violación de la seguridad de las transacciones y la invasión de la esfera privada de los ciudadanos preexistían en el "mundo físico", pero estas actividades se han visto "facilitadas y exacerbadas" por las abundantes posibilidades tecnológicas que proporciona Internet.

Reiteran la necesidad de establecer mecanismos para adoptar las medidas de represión necesarias y coordinar de manera más efectiva la lucha contra las conductas ilegales que se dan actualmente en el comercio en línea, con especial atención a los casos que pueden suponer un grave riesgo para la salud pública, como la venta por Internet de medicamentos falsos.

Por lo que se refiere a las pymes, los eurodiputados instan a la Comisión a desarrollar una estrategia exhaustiva que permita la eliminación de los obstáculos, aún existentes para este tipo de empresas, en relación al uso del comercio electrónico (acceso a las tecnologías de la información, costes de desarrollo y mantenimiento de los sistemas de e-Business, falta de confianza, falta de información e inseguridad jurídica en caso de conflictos transnacionales, etc.), junto con recomendaciones políticas que incluyan la oferta de incentivos a las pyme para una mayor participación en el comercio en línea.

Finalmente, el informe apuesta por una mayor participación de los países en desarrollo en el comercio internacional a través de Internet y considera que debe apoyarse con mayores inversiones, esencialmente a través de infraestructuras básicas, como redes de telecomunicaciones y equipos de acceso.

Ya somos 203.657