Ante la comparecencia del consejero de Gobernación, FACUA remite a todos los grupos parlamentarios el documento 'Promesas incumplidas'

La Federación ha solicitado reuniones a todos los grupos de la Cámara para exponerles su rechazo al proyecto de Ley de Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía. Esta semana la mantendrá con los grupos PP e IU.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha remitido a todos los grupos parlamentarios el documento Promesas incumplidas, en el que argumenta los motivos de la ruptura del contrato programa suscrito con el PSOE de Andalucía para las Elecciones Autonómicas de 2000.

FACUA ha enviado esta información ante el anuncio de que el consejero de Gobernación, Alfonso Perales, solicitará comparecer en el Parlamento Andaluz para dar explicaciones sobre el grado de cumplimiento de los acuerdos suscritos con las federaciones de consumidores más representativas de Andalucía, a raíz de que FACUA y Al-Andalus presentaran ayer su ruptura a la sociedad andaluza dados sus reiterados y generalizados incumplimientos.

Al-Andalus y FACUA han denunciado que el diseño de políticas y normativas en materia de Consumo basadas en el consenso y la potenciación de la vertebración del movimiento de consumidores, los grandes compromisos plasmados en los contratos programa con las federaciones de consumidores suscritos por el PSOE de Andalucía, no sólo no se han cumplido sino que se han traducido de hecho en todo lo contrario.

Ambas federaciones han solicitado reuniones a todos los grupos de la Cámara para exponerles su rechazo al proyecto de Ley de Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, elaborado de espaldas a las organizaciones de consumidores, el cual ha recibido severas críticas tanto del Consejo de los Consumidores y Usuarios de Andalucía como del Consejo Económico y Social de Andalucía. Esta semana mantendrán las primeras reuniones con los grupos PP, el jueves 19, e IU, el viernes 20. FACUA y Al-Andalus están a la espera de respuesta por parte de los grupos PSOE, PA y Grupo Mixto.

En el último periodo, desde la Dirección General de Consumo de la Consejería de Gobenración se ha producido un giro de 180º en las políticas de Consumo de la Junta de Andalucía que puede ser consecuencia, en opinión de ambas federaciones, de la nueva tendencia, que creían superada hace años, de intentar controlar a las organizaciones de consumidores y discriminar a las que no se dejan mediatizar.

Al-Andalus y FACUA han expresado su preocupación por el interés del poder por controlar al movimiento de consumidores con la creación o apoyo de organizaciones dóciles como la Unión de Consumidores de Andalucía-UCA/UCE, plegada al PSOE, y la nueva Unión de Consumidores Europeos-Euroconsumo, vinculada al PP.

Ya somos 198.200