FACUA recomienda a los consumidores que no dejen que la publicidad decida qué juguetes comprar a los pequeños

La Federación aconseja que busquen juguetes educativos y que rechacen los de carácter violento o sexista.

Ante la próxima la celebración del Día de Reyes, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) recomienda a los consumidores que no dejen que la publicidad decida qué juguetes comprar a los pequeños, aconsejándoles que busquen regalos educativos y rechacen los juguetes cuyas características o anuncios tengan un carácter violento o sexista.

FACUA ofrece un decálogo de consejos para la compra inteligente de juguetes con el objeto de ayudar a elegir.

1. DEBEN DIVERTIR, EDUCAR Y DESARROLLAR LA IMAGINACIÓN En primer lugar, los padres deben concienciarse de que los juguetes, además de ser divertidos, pueden utilizarse como instrumentos para la educación infantil. Un buen juguete desarrolla la imaginación del niño, a la vez que le divierte y educa.

2. NO TE DEJES MARAVILLAR CON LA PUBLICIDAD No hay que dejarse maravillar por los anuncios más sorprendentes. Muchos de los productos más solicitados por los niños a causa de la publicidad caen en el olvido poco después del Día de Reyes. Asimismo, lo mejor es rechazar juguetes sexistas o que fomenten conductas agresivas.

3. LOS MÁS SENCILLOS SUELEN SER LOS MÁS DIVERTIDOS Compra juguetes sencillos, ya que, normalmente, cuanto más complicados, más aburren al niño, sus precios son más elevados y más fácilmente pueden estropearse.

4. RECHAZA LOS SEXISTAS Y BÉLICOS Los juguetes sexistas y los que fomentan conductas agresivas deben rechazarse, ya que, además de no ser nada educativos, son negativos para el desarrollo intelectual del niño.

5. UN JUGUETE PARA CADA EDAD En torno a los cuatro o cinco años resultan convenientes los juegos de manualidades que ejerciten la habilidad del niño así como el juego en grupo. Cuando los niños son mayores, son recomendables juegos deportivos o electrónicos. Las advertencias del etiquetado deben tenerse muy en cuenta, sobre todo aquéllas que se refieren a la edad. Un juguete diseñado para un niño mayor puede perjudicar seriamente a uno más pequeño.

6. OJO CON LOS PRODUCTOS GANCHO No hay que guiarse ciegamente por las grandes ofertas de juguetes de algunos establecimientos, ya que en ocasiones ofertan juguetes "gancho", más baratos que en otros comercios, siendo el resto más caros. Por ello, lo mejor es no comprar todos los juguetes en el mismo establecimiento, sino comparar los precios de cada uno en distintos comercios.

7. PRUEBA EL JUGUETE ANTES DE COMPRARLO Antes de realizar la compra hay que comprobar el contenido del embalaje y poner en funcionamiento el juguete para asegurarse que no está averiado. Hacerlo puede evitar más de una desilusión el Día de Reyes.

8. ANTE TODO, QUE SEAN SEGUROS La marca CE, que debe aparecer de forma visible en el juguete, sobre el embalaje, en un folleto adjunto o en una etiqueta, es una garantía para la seguridad y la salud de los niños. Junto a ella deben figurar otras advertencias según el grado de peligro que presente el juguete.

Además, es importante comprobar que en la etiqueta del juguete aparezcan el nombre, marca registrada, dirección del fabricante, agente o importador dentro de la CE, las instrucciones de uso y asesoramiento para una utilización segura del juguete, todo ello en español.

Asegúrate de que el juguete carezca del filos cortantes. Si se compran juguetes desmontables es importante comprobar que todas las piezas sean lo suficientemente grandes para impedir que los niños se las metan en la boca.

Hay que tener especial cuidado con los juguetes con partes eléctricas o transformador. Deben estar aislados y protegidos adecuadamente para evitar riesgos al entrar en contacto con cables conectados. En España no pueden venderse juguetes que excedan de 24 voltios. Por último, rechaza juguetes fabricados con el plástico PVC, dada su posible peligrosidad para los más pequeños.

9. LAS GARANTÍAS Hay fabricantes y establecimientos que ofrecen un periodo de garantía superior al obligado por la Ley, lo cual debe constar por escrito. Por ello, si existen deficiencias el consumidor puede exigir durante el plazo establecido su reparación, sustitución o, en última instancia, el reembolso de la cantidad pagada. Los cambios por causas distintas a la existencia de defectos de origen sólo podrán exigirse si el comercio admite expresamente en su publicidad esa posibilidad. En caso contrario tal sustitución sólo dependerá de la buena fe del comerciante.

10. Y SI HAY PROBLEMAS, RECLAMA En caso de que consideres que has sido objeto de algún tipo de abuso, solicita una hoja de reclamaciones en el establecimiento donde hayas realizado la compra y acude a FACUA.

Ya somos 198.487