Competencia investiga a emisoras de taxis de Córdoba y Sevilla por las 'listas negras' denunciadas por FACUA y hoteles

Los ayuntamientos de ambas capitales hicieron caso omiso a las denuncias de FACUA. La Agencia Andaluza de la Competencia abrió una investigación de oficio.

La Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA muestra su satisfacción ante la investigación abierta por la Agencia Andaluza de la Competencia a emisoras de taxis de Córdoba y Sevilla por sus listas negras de clientes y hoteles a los que niegan el servicio, según ha desvelado el diario El Día de Córdoba.

Competencia abrió en diciembre un expediente de oficio al tener conocimiento de las denuncias planteadas por FACUA Córdoba y FACUA Sevilla ante los ayuntamientos de sus capitales en marzo y julio de 2008, respectivamente, así como de las actuaciones llevadas a cabo por hoteles y asociaciones hosteleras.

Por su parte, los ayuntamientos de Córdoba y Sevilla hicieron caso omiso a las denuncias presentadas por las asociaciones provinciales integradas en FACUA Andalucía.

Las listas negras

Las emisoras crean listados de usuarios a los que niegan el servicio con el argumento de que en alguna ocasión solicitaron un taxi y no esperaron hasta que llegase.

FACUA Andalucía advierte que si un usuario se ve obligado a coger otro vehículo ante la tardanza el taxi solicitado y la falta de información al respecto por parte de la emisora, ésta no puede exigirle el pago de ninguna cantidad ni negarle la prestación de sus servicios en el futuro.

En cualquier caso, FACUA Andalucía es consciente de que en una parte de los casos, los usuarios no esperan un tiempo razonable y cogen otro vehículo, lo que evidentemente causa perjuicios a los profesionales del sector que trabajan con las emisoras.

Por ello, considera que los ayuntamientos deben regular su funcionamiento y fijar unos parámetros de calidad e información a los consumidores. Así lo plantearon sus asociaciones a los ayuntamientos de Córdoba y Sevilla, que no sólo eludieron asumir sus competencias ante las irregularidades denunciadas sino que tampoco contestaron a las peticiones de regulación.

En este sentido, FACUA Andalucía pide que en el momento de solicitar un taxi, las emisoras deban informar al usuario del tiempo máximo que consideran que tardará en llegar para que éste decida si quiere o no el servicio. Si posteriormente, por la situación del tráfico, el vehículo va a retrasarse, la emisora tendría que contactar con el cliente para advertirle del imprevisto y conocer si continúa deseando el taxi.

Vulneran la legislación

Además de la posible vulneración de la legislación sobre Competencia, FACUA Andalucía advierte que la pretendida imposición del cobro del servicio a los usuarios que deciden dejar de esperar supone una cláusula abusiva que implica una situación de claro desequilibrio entre las partes, según el artículo 82 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre). Y es que cuando el usuario espera un plazo excesivo, las emisoras no le ofrecen por su parte ningún tipo de contraprestación, como podría ser un descuento en la tarifa.

Asimismo, la grabación, con los fines descritos, de las llamadas realizadas por los usuarios o el archivo de los datos personales facilitados por éstos sin que manifiesten su consentimiento implica una vulneración de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, que tiene el carácter de infraccion grave. Los usuarios no sólo deben ser informados de que sus datos serán tratados, sino también de la finalidad que tendrá esta acción, de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición y de la identidad y dirección del responsable del tratamiento.

Ya somos 203.807