Air France, condenada a indemnizar a una pareja de invidentes por negarse a venderles un billete

La compañía aérea exigía que les acompañara una persona sin discapacidad visual para atender al menor de cuatro años con el que viajaban.

Un tribunal francés condenó este miércoles a la compañía aérea gala Air France a indemnizar con 2.000 euros a una pareja de invidentes a quienes se negó a vender un billete en marzo de 2004 con el pretexto de que viajaban con un bebé de seis meses.

Sébastien Philippini y Sandrine Troadec querían hacer el vuelo Niza-Brest con su bebé pero la compañía exigía que una persona vidente les acompañara para atender al niño. La pareja acudió entonces a los tribunales para presentar una denuncia por "discriminación".

En un primer momento, el tribunal de Niza ordenó a Air France venderles el billete ida y vuelta en las fecha elegidas por la pareja, que pudo finalmente hacer el viaje, pero ambos mantuvieron la demanda penal por discriminación, que es la que acaban de ganar.

La compañía aérea alegó que "en virtud del principio de precaución" los padres invidentes de un niño de menos de cuatro años no pueden ser considerados como "acompañantes responsables", una precisión que figura en las instrucciones internas de la compañía y que, según argumentó Air France en su momento, no es cuestionada por la Dirección General de la Aviación Civil.

Ya somos 203.592