La factura mensual induce a consumir más

El margen de error de las facturas en los kWh consumidos los meses en que las eléctricas no leen los contadores es de casi el 40%

Así lo revela un análisis sobre los consumos incluidos en más de 30.000 de los recibos introducidos por los usuarios en el simulador de FACUA.

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que la factura mensual eléctrica impuesta por el Ministerio de Industria con el supuesto objetivo de fomentar que los usuarios tengan más información y moderen su consumo está teniendo justo el efecto contrario.

Un análisis sobre los consumos incluidos en más de 30.000 de los recibos introducidos por los usuarios en el simulador de FACUA (simuladores.facua.org) pone de manifiesto que el margen de error a la baja los meses en que las eléctricas no leen los contadores alcanza una media de casi el 40%.

Así, la desinformación provocada por esos recibos en los últimos meses ha inducido a consumir más en lugar de alertar sobre posibles consumos por encima de 500 kWh mensuales, penalizados desde julio con un recargo.

Las facturas con lecturas estimadas -no reales- que una parte de los usuarios ha recibido en diciembre y otra en enero muestran un consumo medio mensual de 260 kWh. Pero la siguiente factura –la de enero o la de febrero-, ya con lectura real del contador, recoge una media de 592 kWh, incluyendo tanto la energía consumida en el último mes como la que no había sido cobrada en el anterior por haber efectuado una estimación a la baja.

Los motivos de estos enormes márgenes de error en las estimaciones son, por un lado, el hecho de que este invierno las temperaturas han sido más bajas que el anterior y por tanto se ha consumido más. Y por otro, que determinadas eléctricas han vulnerado la obligación legal -vigente desde 1988- de realizar las lecturas estimadas utilizando como dato el consumo real de los usuarios en el mismo periodo del año anterior.

Aplicación irregular de tarifas y elevación del consumo

El primer problema que ello ha provocado es que se están cobrando al precio vigente desde enero -hasta un 5,6% más caro- cientos de millones de kWh que fueron consumidos en noviembre y diciembre. FACUA denunció estas irregularidades ante Industria y la CNE a finales de enero, tras lo que el Gobierno andaluz ha impuesto la refacturación a todos los usuarios para que recuperen el dinero cobrado de más y otras dos comunidades, Baleares y Extremadura, ya han anunciado que impondrán la misma medida.

Pero además, frente al consumo medio mensual de 426 kWh que revelan las facturas analizadas por FACUA, las que tienen lectura estimada han incluido un 39% menos de energía de media, induciendo con ello a los usuarios a creer que estaban consumiendo muy poco aunque en realidad en muchos casos estaban superando los umbrales que el Ministerio considera despilfarro (500 kWh al mes).

La asociación advierte que la facturación mensual es por tanto totalmente incoherente con el fomento del consumo racional, por lo que reclama al Ministerio que o bien vuelva a la facturación bimestral o imponga a las eléctricas que lean los contadores cada mes si quieren cobrar los recibos mensualmente.

Ya somos 198.330