FACUA Andalucía elabora una guía sobre el etiquetado de alimentos

Dedicar unos minutos a leer la etiqueta de los alimentos es una tarea recomendable para todos los consumidores.

La Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA ha elaborado una guía sobre el etiquetado de alimentos donde se recoge la información obligatoria que debe incluir cualquier producto para no confundir a los consumidores.

Las etiquetas deben estar inscritas en un lugar destacado y ser fácilmente comprensibles, visibles y legibles. Además, no deben atribuir propiedades o efectos que no posea el producto, ni propiedades preventivas, terapéuticas o curativas de una enfermedad humana.

Esta guía, que recoge los distintos datos que deben constar en las etiquetas de los productos alimentarios según sus características, se titula Etiquetado de productos alimentarios y ha sido subvencionada por la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía.

La información nutricional, referente a las calorías y los nutrientes como proteínas o hidratos de carbono, es obligatoria cuando figure la mención de que el producto posee propiedades adicionales, como la inclusión de más calcio en el alimento. En el resto de los casos, el etiquetado es facultativo.

Desde la guía elaborada por FACUA Andalucía, alerta de la confusión generalizada de este tipo de etiquetado con la lista de ingredientes. Esta circunstancia está condicionada, en cierta medida, por la influencia de las campañas de publicidad de las grandes marcas, donde inducen al consumidor a vincular los conceptos de nutrición y de salud.

Alimentos transgénicos

Una de las preocupaciones más habituales entre los consumidores es el etiquetado en los alimentos transgénicos, ya que aproximadamente al 90% de los alimentos comerciales que contienen organismos o componentes modificados genéticamente (OMGs) están excluidos legalmente de informar de ello en el etiquetado.

La normativa vigente establece que sólo es obligatorio indicar el contenido cuando pueda ser detectado en el alimento el ADN modificado por la manipulación genética o las proteínas procedentes de este ADN modificado.

Ingredientes alérgenos

Con respecto a los ingredientes que pueden producir alergias, la normativa de la Unión Europea exige que los fabricantes indiquen la presencia de doce grupos de posibles alérgenos, si se emplean como ingredientes en alimentos preenvasados.

Sin embargo, a pesar de la existencia de esta normativa, los consumidores que padecen alergias alimentarias pueden verse expuestos a alérgenos ocultos que, entre otras causas, pueden ser el resultado de contaminaciones cruzadas como la limpieza insuficiente de una línea de producción o la sustitución de un ingrediente no alergénico por otro más barato con propiedades alergénicas.

Ya somos 198.102