Fraude en la comercialización de semillas de cereal

Detectado por el Seprona de la Guardia Civil, carecían de etiquetado y de registro.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha imputado a un individuo un fraude en la comercialización de semillas de cereal tras detectarse la existencia de una partida de 1.500 kilos de semilla de cebada de la variedad Graffic, tratada con plaguicidas y coloreada, envasada en sacos de 50 kilos y otra partida de la variedad Vanesa de 4.000 kilos, que carecían de etiquetado y tampoco aparecían en el Libro de Registro.

Asimismo, en el almacén de este hombre se encontró otra partida de 10.000 kilos de la variedad Graffic, tratada con fitosanitario y coloreada, que también carecía de etiquetado y registro.

De cada partida se recogieron muestras para su análisis en el laboratorio de Variedades Vegetales dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia.

Las investigaciones se iniciaron en los primeros días del mes en una explotación seleccionadora de la provincia de Burgos, que supuestamente comerciaba sin autorización, alegando que se trataba de un producto de autoconsumo.

Desde 2001 el Seprona está investigando este sector productivo porque calcula que la comercialización de la semilla certificada y los datos de la maquila no cubren ni la mitad de las necesidades de semilla para la siembra, lo que evidencia una importante actividad clandestina que se fundamenta en la práctica tradicional de los agricultores de someter a operaciones de acondicionamiento parte de la cosecha para utilizar la siembra bajo su propia explotación, denominada comúnmente maquila o autoconsumo, cuyo comercio se encuentra prohibido.

Ya somos 191.150