El Registro Civil vulneró la Ley de Protección de Datos al revelar los correos electrónicos de cientos de personas

Utilizaron la dirección de dos centenares de usuarios que habían solicitado la partida de nacimiento por Internet durante la huelga de funcionarios de Justicia.

El Registro Civil único de Madrid vulneró la Ley Orgánica de Protección de Datos después de que revelara los correos electrónicos de dos centenares de personas que durante le periodo de huelga de funcionarios de Justicia solicitaron las partidas de nacimiento a través de la página web del Ministerio de Justicia.

Así, los datos de los solicitantes que deberían mantenerse ocultos, han servido al registro para responder a estos correos electrónicos, en los que, dirigiéndose a los afectados, se les informaba que a partir del 26 de febrero "se dará trámite a las partidas solicitadas en este periodo".

Los usuarios de la página del Registro Civil que solicitaron a través de la página web las partidas de nacimiento vieron con sorpresa como en su buzón de correo aparecía un nuevo mensaje en el que se les informaba que las solicitudes realizadas se desarrollarían una vez finalizada la huelga. El correo, muy concreto, concluye indicando que para garantizar "un mejor servicio, se ruega a los solicitantes que no reiteren su petición".

Esta situación podría tratarse de una respuesta de una administración habitual, si no fuera porque en el remitente aparecen las direcciones de correo de los dos centenares de personas que no pudieron gestionar la partida de nacimiento por los paros convocados por los funcionarios.

En este sentido, el director de la Agencia Española de Protección de Datos, Artemi Rayo, explicó que es un caso muy claro de vulneración de la Ley de Protección de Datos "porque se está ofreciendo a terceras personas la información personal de otras sin su consentimiento y de forma indebida".

Rayo explicó que si los afectados cursan la reclamación correspondiente, se contrasta toda la información y si se comprueba, al tratarse de una institución pública, se tendría que "declarar la infracción cometida". "Habría que ver cuál es exactamente, ordenar los medios para evitar futuras infracciones, o reparar la infracción", subrayó. Después, como ocurre en todos los casos que abre la Agencia con este tipo de actuación, se mandaría al Defensor del Pueblo la información y éste sería el encargado de realizar unos seguimiento para "verificar que se han adoptado las medidas y que la infracción que no se va a repetir".

Al respecto, el director de la Agencia recordó que ya en el informe que presentó en el Congreso de los Diputados se establecían una serie de recomendaciones, entre otras, las de carácter ejecutivo dirigidas a las administraciones responsables de la Sociedad de la Información, incitándoles a que desarrollen "iniciativas o campañas para prevenir esta práctica".

Campañas de información

Según Rayo, es más que una práctica habitual el envío de correos electrónicos a múltiples destinatarios sin utilizar la copia oculta. "Hemos tenido denuncias, y es un tema que aparentemente puede resultar indiferente y se tiende a trivializar, pero es un problema porque uno no sabe si al recibir un correo de este tipo, después al contestar, va a ponerse en contacto con todos los que están en copia".

"En definitiva", explicó, "son datos personales y las administraciones públicas así como las personas individuales tienen la obligación de preservar ese dato personal". De hecho, señaló que en la Agencia es un tema que preocupa porque favorece otras prácticas como los spam "y al final estamos hablando de bases de datos que dejan circular por la red".

Rayo concluyó explicando que nueve de cada diez personas desconocen la cuestión de la copia oculta y que, precisamente por ello, son necesarias campañas de información porque "el usuario medio de Internet tiene un conocimiento muy básico y limitado de los medios".

Ya somos 198.309