Desarrollan nuevos aparatos táctiles para las personas sordas que convierten el sonido en vibraciones

Facilita la comunicación así como la lectura de los labios.

Leer los labios puede no ser suficiente para que una persona sorda entienda lo que se le dice. Es muy difícil distinguir con este método algunas consonantes de otras, como, por ejemplo la 'p' y la 'b'. Pero ahora, unos expertos han logrado que esta situación sea más fácil para los afectados, gracias al desarrollo de unos nuevos aparatos táctiles que traducen las ondas de sonido en vibraciones y que, explican los científicos, pueden convertirse en la fórmula para mejorar la comunicación de los sordos.

Investigadores del Grupo de Comunicación Sensorial del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) trabajan en una nueva generación de aparatos táctiles, que podrían conformar una importante herramienta para las personas sordas que dependen de la lectura de los labios y no pueden utilizar o no pueden permitirse un implante coclear. El coste de esta operación hace que los implantes cocleares sean prohibitivos para muchas personas, especialmente en los países en vías de desarrollo.

"La mayoría de las personas sordas no tendrán acceso a este tecnología en lo que nos queda de vida", ha asegurado Ted Moallem, del MIT, quien explica que "los aparatos táctiles pueden ser mucho más baratos que los implantes cocleares". En concreto, los investigadores han desarrollado un equipo que emite vibraciones a tres dedos de la mano simultáneamente, que ha permitido estudiar la capacidad de las personas sordas para interpretar las vibraciones a partir de aparatos táctiles, según una información de ScienceDaily recogida por otr/press.

Charlotte Reed, investigadora del Laboratorio de Investigación Electrónica del MIT y directora del proyecto, señala que el software que están desarrollando podría ser compatible con los teléfonos inteligentes actuales. De esa forma, los nuevos aparatos serían fáciles de llevar por parte de las personas sordas. "Cualquiera que tenga un teléfono inteligente dispone de buena parte de lo necesario para que el programa funcione, como un micrófono, capacidad digital de procesar los signos y un sistema de vibración rudimentario", ha señalado Moallem.

Los aparatos táctiles trasladan las ondas de sonido en vibraciones que permiten al usuario distinguir entre las pautas vibratorias asociadas con distintas frecuencias de sonido. Los investigadores del MIT están analizando aparatos que cuentan con al menos dos gamas de vibraciones, una para sonidos de alta frecuencia y otra para sonidos de baja frecuencia. Con estos aparatos de mano, las personas sordas pueden seguir más fácilmente conversaciones que utilizando únicamente la lectura labial, técnica que requiere una gran concentración, según Moallem. "Es duro mantener una conversación informal que requiere un grado de concentración tan alto", ha dicho el investigador.

Diferentes prototipos

Los prototipos actuales pueden llevarse en la mano o alrededor del cuello, pero una vez que se desarrolle el software del proceso acústico, será fácilmente incorporado a los teléfonos inteligentes actuales. Los investigadores analizan la mejor forma de transformar las ondas de sonido en vibraciones.

Las ayudas táctiles se han utilizado durante décadas, pero el equipo del MIT confía en mejorar los aparatos y refinar los sistemas que procesan la señal acústica para proporcionar pistas táctiles que mejoren la capacidad de leer los labios, ha dicho Reed. Los investigadores han estudiado también la capacidad de la piel para la recepción de frecuencias. El oído humano puede percibir frecuencias hasta los 20.000 hertzios, pero para los receptores táctiles en la piel la frecuencia óptima está por debajo de los 500 hertzios.

Ya somos 191.225