Canarias y Extremadura se suman a Andalucía y Baleares al imponer a las eléctricas la devolución de las cantidades facturadas irregularmente

FACUA insta al resto de comunidades a que aprueben resoluciones similares y pide al ministro de Industria que acabe con la caótica factura mensual.

FACUA-Consumidores en Acción muestra su satisfacción ante las decisiones de los gobiernos de Canarias y Extremadura de imponer a las compañías eléctricas la devolución de las cantidades cobradas irregularmente a los usuarios en los últimos meses.

Ambos gobiernos autonómicos se han sumado a los de Andalucía y Baleares dictando resoluciones por las que obligan a las eléctricas a rectificar los recibos emitidos en diciembre y enero para una parte de los usuarios y en enero y febrero para otra.

Así, las compañías tendrán que volver a emitir las facturas de forma que, mediante un prorrateo diario, repercutan los precios vigentes en cada momento a la energía consumida antes y después de la subida de tarifas del uno de enero.

FACUA ha presentado reclamaciones ante las autoridades de Industria y Consumo de las comunidades autónomas en las que les pide que aprueben resoluciones por las que se obliga a las empresas eléctricas a devolver el dinero cobrado de más a los usuarios, al aplicar las tarifas vigentes desde enero a parte de la energía consumida en noviembre y diciembre.

La asociación dio a conocer estas irregularidades el pasado 28 de enero, cuando presentó una denuncia contra el sector eléctrico ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la cual motivó la apertura de una investigación por parte de este organismo.

Según las estimaciones realizadas por FACUA tras analizar las facturas de unos 28.000 usuarios, las cantidades cobradas irregularmente por las eléctricas al conjunto de usuarios domésticos pueden rondar los 80 millones de euros (sin contar a los que tienen tarifas con discriminación horaria). El análisis arroja una media de 3,49 euros facturados de más por cliente (2,86 más el 21,93% que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido).

Factura mensual caótica

FACUA viene denunciando que el caótico modelo de factura mensual de la electricidad aprobado por el Ministerio de Industria, con el que se siguen leyendo los contadores cada dos meses, sólo está provocando perjuicios a los usuarios.

La asociación señala que los periodos de emisión de las facturas deben coincidir con los de facturación, ya que de lo contrario el usuario nunca obtiene información sobre su consumo real, algo que además fomenta un consumo menos racional.

Y es que en las facturas con lecturas estimadas hay un margen de error que en los últimos meses ha rondado el 40% a la baja, según otro estudio de FACUA. En las siguientes, las lecturas reales recogen la energía consumida en el periodo anterior que no se reflejó en el recibo, por lo que tampoco muestran los kWh consumidos en el mes.

Por ello, además de la devolución de las decenas de millones cobrados de más a los usuarios, FACUA reclama que hasta que los contadores de los usuarios sean digitales, lo que permitirá lecturas mediante telegestión, las facturas deben ser bimestrales -como lo eran hasta el pasado noviembre-. Y ello, señala la asociación, salvo que el Ministerio pretenda que el sector eléctrico asuma los costes que supondría la lectura mensual.

Ya somos 191.231