El Gobierno vasco obligará las empresas a realizar inspecciones periódicas de las instalaciones de gas en botellas

Traspasa del usuario a la empresa distribuidora la responsabilidad de realizar el control de estas instalaciones.

El Consejo del Gobierno vasco aprobó este martes 24 de marzo en Vitoria la extensión del sistema de inspección periódica a todo tipo de instalaciones de gas, incluidas las de gas en botellas, traspasando del usuario a la empresa distribuidora la responsabilidad de realizar el control de estas instalaciones.

Según informó el Gobierno vasco, esta nueva medida pretende que todas las instalaciones de gas, ya sea natural o en botellas, se sometan al mismo tipo de control periódico ante la constatación de que con el sistema vigente "las instalaciones de gas en botellas generalmente se encuentran en mucho peor estado que las instalaciones de gas natural".

El ente autonómico explicó que tan sólo un 50% de las instalaciones suministradas desde depósitos o botellas pasan la preceptiva revisión periódica de carácter cuatrianual, mientras que las de gas natural son revisadas "en su práctica totalidad".

Con esta nueva medida el Gobierno vasco pretende atajar la siniestralidad de este tipo de instalaciones, que acumulan el 66% de los accidentes de instalaciones de gas, cuando tan sólo representan el 25% del total de clientes.

La modificación aprobada por el Consejo de Gobierno supone la segunda revisión del Decreto 28/2002 que regula los controles periódicos posteriores a la puesta en servicio o utilización de instalaciones receptoras de gas y que ya fue modificado en 2007 para que fuese la empresa distribuidora de gas desde depósitos la responsable de realizar las inspecciones pertinentes.

Ya somos 198.478