La CE avisa a los bancos de que no podrán cobrar comisiones por las domiciliaciones a partir de 2012

Las entidades tendrán tres años para suprimir las denominadas tasas multilaterales de intercambio.

La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) avisaron este martes a los bancos de que no podrán cobrar comisiones por las domiciliaciones de facturas, ya sean nacionales o transfronterizas, a partir del 1 de noviembre de 2012.

Este tipo de comisiones, pagadas por los bancos acreedores a los bancos deudores por las domiciliaciones de facturas, "no pueden justificarse por motivos de eficiencia" y "es poco probable que sean compatibles con las reglas comunitarias" de competencia, resaltó el Ejecutivo comunitario.

Por ello, deberán "sustituirse por otros mecanismos" a partir del 1 de noviembre de 2012, anunció la Comisión.

Ello significa que los bancos tendrán tres años para suprimir las denominadas tasas multilaterales de intercambio a partir del lanzamiento del sistema de domiciliaciones automáticas del espacio único de pagos en euros (SEPA, por sus siglas en inglés), que se realizará el 1 de noviembre de 2009.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, insistió en que el Ejecutivo comunitario vigilará que el SEPA esté sujeto a una competencia efectiva, de manera que las ventajas que se logren con la creación del sistema de domiciliaciones SEPA, tanto a nivel nacional como transfronterizo, se repercutan de manera equilibrada en los consumidores y las empresas.

El sistema de domiciliaciones SEPA permitirá por primera vez a los clientes de los bancos gestionar sus facturas a través de domiciliaciones con destino u origen en cuentas bancarias abiertas en cualquiera de los 31 países europeos que participan en este sistema.

Ya somos 198.370