FACUA Cádiz revela numerosos incumplimientos en materia de información a los consumidores en el nuevo mercado de abastos de Chiclana

Más del 86% de los establecimientos no informa sobre la existencia de hojas de reclamaciones.

La Asociación de Consumidores en Acción de Cádiz-FACUA ha realizado un estudio con el objetivo de analizar el grado de cumplimiento de la normativa en materia de información a los consumidores en el nuevo mercado municipal de abastos de Chiclana, inaugurado el pasado 10 de marzo por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

En total, la Asociación ha analizado sesenta y cinco establecimientos, dedicados a la venta de carne, pescado y otros alimentos no envasados.

De los datos de dicho estudio destaca que más del 86% de los establecimientos ubicados en el mercado no cumplen con la obligación de exhibir el cartel que informa a los consumidores de la existencia de hojas de reclamaciones.

Además, el 33,85% de los establecimientos analizados no exhiben en sus balanzas la etiqueta que acredita que las mismas han superado la revisión periódica a la que deben someterse, y que garantiza su correcto funcionamiento.

Por otra parte, en el nuevo mercado tampoco se hace indicación alguna de la prohibición de fumar dentro del recinto, lo que coincide con el hecho de que, durante la visita al mercado de los técnicos de la Asociación, pudieran comprobar que un gran número de clientes se encontraba fumando.

Las pescaderías cumplen, las carnicerías no

Al mismo tiempo, FACUA Cádiz ha analizado diferentes obligaciones que los puestos del mercado deben cumplir de acuerdo con el sector al que corresponden los alimentos que venden, detectando un cumplimiento total por parte de las pescaderías analizadas y, por el contrario, un incumplimiento también total por parte de las carnicerías.

FACUA Cádiz ha visitado dieciocho puestos de carnicería, comprobando que ninguno de ellos indica el país de nacimiento y el de crianza del vacuno, ni detallan el lote o la identificación del animal. Tampoco muestran la denominación comercial del producto ni informan sobre el precio por kilo del cada producto y no identifican el matadero de procedencia.

Por el contrario, todas las pescaderías analizadas (concretamente, veintirés establecimientos) cumplen con los requisitos de información al consumidor impuesto por la normativa. Concretamente, la obligación de mostrar la denominación comercial y científica del producto, indicar su método de producción, detallar su zona de captura e identificar su primer expendedor.

La Asociación también ha analizado veinticuatro establecimientos dedicados a la venta de otro tipo de alimentos no envasados, de los que sólo el 45,83% etiquetan sus productos informando sobre su calidad y variedad, mientras que únicamente el 54,17% detallan su canal de procedencia y muestran la denominación comercial del producto.

Poca atención a la protección al consumidor

FACUA Cádiz valora positivamente el esfuerzo municipal efectuado en la reforma del mercado que, a juicio de la entidad, va a contribuir a la supervivencia futura de esta modalidad de distribución comercial de la que la Asociación se declara firme defensora.

Sin embargo, lamenta que no se haya vigilado que los establecimientos cumplan con la normativa de protección a los consumidores.

Según la Asociación, la modernización de los mercados de abasto no debe limitarse a sus equipamientos e instalaciones sino que, necesariamente, debe abarcar el cumplimiento de la normativa vigente.

De momento, FACUA Cádiz no va a presentar denuncia ante la Administración de los incumplimientos detectados, sino que va a limitarse a remitir los datos del estudio al Área Municipal de Consumo, a la que se va a solicitar que adopte las medidas oportunas para subsanar inmediatamente las deficiencias encontradas.

Ya somos 197.878