Bruselas estudia un posible fraude en la importación de champiñón procedente de China a la UE

Se habrían introducido champiñones cocidos pero catalogados como "en vinagre" para evitar los aranceles que pesan sobre la primera categoría.

La Comisión Europea "sigue de cerca" la importación de champiñones procedentes de China, que entran en el mercado comunitario principalmente a través de Italia, para valorar si se ha producido un fraude por el que se hubieran introducido champiñones cocidos pero catalogados como "en vinagre" para evitar los aranceles que pesan sobre la primera categoría, superiores a los gravámenes fijados para la segunda.

En respuesta escrita a la eurodiputada socialista Rosa Miguélez, la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, explicó que el Grupo Europeo de Productores de Champiñones ya habían advertido de este caso al Ejecutivo comunitario el pasado mes de enero.

Tras recibir la carta de los productores comunitarios, Bruselas ha advertido tanto a los Estados miembros como a la Agencia Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) del alto e inusual nivel de importaciones de champiñones en vinagre.

También recordará a las autoridades aduaneras las diferencias entre las categorías "setas en vinagre" y "hongos preparados o conservados" para evitar este tipo de equívocos.

Según explicó Fischer Boel, una de las hipótesis que se manejan es que se haya producido una "incorrecta clasificación" de este tipo de setas que equivaldría a "una evasión de derechos, debido a la diferencia de los que se establecen para cada uno de esos dos códigos".

La comisaria advirtió, sin embargo, que existe un comercio "de verdaderas setas en vinagre" que no debe verse perturbado por estas "irregularidades", por lo que señaló que el Ejecutivo comunitario "seguirá de cerca" el caso y, si fuera necesario, "evaluará si se precisan nuevas medidas cautelares".

Ya somos 203.734