FACUA Sevilla denuncia un cúmulo de irregularidades en comercios ambulantes y casetas municipales en la Feria de Abril

Alimentos no protegidos por vitrinas, puestos ambulantes que no exiben sus licencias, servicios sin elementos básicos, ausencia de carteles informando de las hojas de reclamaciones...

FACUA Sevilla ha realizado un estudio sobre sesenta y un establecimientos ambulantes ubicados en el recinto ferial y sus alrededores y siete casetas públicas por el que ha detectado un cúmulo de irregularidades en materia de información al consumidor y conservación de los alimentos.

La Asociación ha denunciado los incumplimientos de la normativa vigente detectados en su estudio ante la Delegación de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla y los servicios provinciales de Consumo y Salud de la Junta de Andalucía.

La Asociación espera que las autoridades competentes inspeccionen los establecimientos del recinto ferial para verificar las irregularidades denunciadas y lleven a cabo medidas para garantizar que dejen de producirse, así como procedan a abrir expedientes sancionadores a los responsables.

Técnicos de la Asociación han visitado treinta y dos puestos ambulantes ubicados en el recinto ferial, veinticuatro en el parque de atracciones de la Calle del Infierno y cinco en los alrededores de la Feria, así como siete casetas de los distritos municipales y la Delegación de Fiestas Mayores del Ayuntamiento.

Casetas municipales

Cinco de las siete casetas públicas visitadas no protegen con vitrinas los alimentos perecederos no envasados de cara al público.

En cuanto a los servicios, en cuatro casetas no disponían de papel higiénico, ninguna tenía jabón y sólo una contaba con papel para secarse las manos. En dos de las casetas los servicios estaban sucios, una tenía la cisterna averiada y en otra no funcionaba la luz del servicio.

El "perfecto estado de conservación" de los alimentos y el "perfecto funcionamiento y decoro de los servicios sanitarios" son obligaciones básicas para el sector de la hostelería establecidas desde los años 60.

Por otro lado, ninguna de las casetas encuestadas exhibe el cartel que debe informar de la existencia de hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores.

En este sentido, FACUA Sevilla recuerda que el Decreto 72/2008, de 4 de marzo, establece en su artículo 4 que los establecimientos deben exponer "de modo permanente y perfectamente visible y legible, un cartel en el que se anuncie que existen hojas de quejas y reclamaciones a disposición de quienes las soliciten. El cartel se colocará en las zonas de entrada y, en su caso, de salida de los establecimientos o centros, así como en las zonas de atención a la clientela".

Asimismo, FACUA Sevilla critica en cuatro de las casetas visitadas una persona pide dinero como donación –no obligatoria- por utilizar el servicio.

Establecimientos ambulantes en el recinto ferial

Ninguno de los treinta y dos puestos ambulantes visitados en el recinto ferial exhibe el cartel obligatorio para informar de la existencia de hojas de reclamaciones y ni tan siquiera expone el cartel acreditativo de su licencia de actividad.

En este sentido, FACUA Sevilla recuerda que la Ley 9/1988, de 25 de noviembre, del Comercio Ambulante, establece en su artículo 3 que para el comerciante debe "tener expuesto al público, con suficiente notoriedad, la placa identificativa" entregada por el Ayuntamiento prevista en este artículo”, la cual habrá sido entregada por el Ayuntamiento y "contendrá los datos esenciales de la autorización".

Buena parte de los establecimientos ambulantes visitados carecen de los precios de venta de sus productos "expuestos al público, con la suficiente notoriedad", tal y como obligada el citado artículo de la Ley del Comercio Ambulante.

Seis de los once establecimientos encuestados que comercializan alimentos no envasados no cumplen con los necesarios requisitos de conservación, esto es, vitrinas que los cubran.

En veintidós de los establecimientos ambulantes del recinto ferial se venden golosinas, juguetes y frutos secos, pese a que las Ordenanzas Municipales de la Feria de Abril lo prohíben.

Comercios ambulantes de la Calle del Infierno

De los veintinueve establecimientos ambulantes encuestados en la Calle del Infierno y los alrededores de la Feria, sólo ocho exhiben el cartel informando de la existencia de hojas de reclamaciones. Ninguno expone la placa con su licencia de actividad.

Catorce de los veintiséis establecimientos que venden alimentos no los protegen con vitrinas. Asimismo, Dos de los cinco bares visitados no exhibían listas de precios.

Ya somos 192.652