El Govern balear abrió veinticuatro expedientes sancionadores en 2008 contra páginas 'web'

Por incumplir la normativa de Consumo de la UE.

El Govern balear abrió en 2008 un total de veinticuatro expedientes sancionadores por incumplir las normativas europeas en materia de Consumo contra páginas web que se dedicaban a la venta de productos financieros, así como de billetes de avión y de cámaras digitales, teléfonos móviles, ordenadores, videoconsolas, MP4 y reproductores de DVD. Así, adoptó esta decisión tras realizar cincuenta y cuatro actuaciones de control dentro del ámbito del comercio electrónico.

Ante los buenos resultados de esta experiencia, la Dirección General de Consumo ha participado este año en la campaña denominada barrida de páginas web, junto con el Instituto Nacional del Consumo, el Principado de Asturias y otros países de la UE, mediante la cual ha inspeccionado treinta páginas web, entre las que se encuentran sitios donde se vende material del sector de las telecomunicaciones, como móviles y ordenadores.

En un comunicado, la Dirección General de Consumo explicó que esta iniciativa, que se llevó a cabo entre el 11 y el 13 de mayo, está enmarcada en la Red de Cooperación de Protección de los Consumidores, basada en el Reglamento 2006/2004 o Reglamento de la Protección de los Consumidores de la Unión Europea.

Por otro lado, destacó que ésta es la primera vez que las comunidades autónomas participan en esta campaña, que tiene como objetivo principal "comprobar si las páginas web inspeccionadas cumplen con los requisitos legales de la normativa europea".

Concretamente, detalló que esta iniciativa se ha hecho mediante un protocolo común para todos los Estados miembros de la UE participantes, a través del cual se ha revisado si se da la información básica, tanto antes como tras la compra por Internet; si se informa sobre el derecho a desestimar la compra realizada y si se especifican los sistemas de reembolso.

Tras la inspección de las páginas web, informó de que todos los datos recogidos serán analizados por el Comité de Cooperación de Protección de los Consumidores que realizará un informe final. Finalmente, indicó que esta acción de la Dirección General de Consumo se suma a las actuaciones que ya había llevado a cabo el Govern en materia de control de páginas web durante los años 2008 y 2009.

Ya somos 198.330