Las donaciones de sangre en España aumentaron en 2008 un 5% con respecto a 2007

Las comunidades que registraron más extracciones fueron Navarra, el País Vasco y Galicia.

Las donaciones de sangre en España se incrementaron a lo largo del año 2008 en un 5% respecto a los datos obtenidos en 2007, un resultado "muy esperanzador" y "especialmente bueno", según afirmó el martes el presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, Martín Manceñido.

En concreto, el pasado año se produjeron 1.769.783 extracciones, 38,34 por cada 1.000 habitantes, por lo que en el ejercicio de 2008 los donantes nuevos se cifraron en 225.000 y los donantes activos fueron 2.150.000.

En cuanto al índice de donación por habitante, las comunidades que registraron más extracciones fueron Navarra, con 50,02 donaciones por cada 1.000 habitantes; el País Vasco, con 47,39 extracciones por 1.000 habitantes, y Galicia, con 43,72 donaciones por cada mil habitantes.

Del mismo modo, se registraron datos negativos en Ceuta, Melilla y Valencia respecto a las extracciones realizadas en 2007. En Ceuta el descenso fue del 14,31%, en Melilla del 8,16% y en Valencia del 1,93%.

Así lo manifestó el martes Martín Manceñido en la Subdelegación del Gobierno de León, donde presentó el balance del año 2008, un acto en el que precisó que el nivel entre las donaciones y el consumo está casi "equilibrado", aunque señaló que las necesidades siempre se incrementan ya que se abren nuevos campos de consumo. "Esa demanda está aún por delante del aumento de donaciones", reiteró.

En su opinión, es preciso incorporar nuevos donantes y fidelizar a los que ya lo son con el fin de que se establezca una regularidad en la aportación. "El hecho de ser un donante regular ofrece más garantías para todo el sistema", apostilló.

Donantes regulares

Además, explicó que no toda la población puede donar sangre, ya que el 20% de los habitantes corresponde a enfermos crónicos o temporales y el 20% tiene alguna fobia relacionada con la sangre, por lo que el público objeto representa el 18% de la población, un porcentaje del que sólo un cuatro por ciento representa a donantes regulares. "Esto nadie lo va a poder resolver. Sólo la solidaridad y la voluntad de las personas sanas. Sin sangre la sanidad pública no funciona", recalcó.

Respecto al destino de las extracciones realizadas, indicó que el 25% se destina a intervenciones quirúrgicas, el 10% se consume en el área de ginecología, el 12% se utiliza en trasplantes de órganos, el 24% se aporta a los servicios de oncología y el resto se destina a otros consumos.

Por su parte, el vicepresidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, Faustino Valdés, valoró positivamente el incremento del 5% de donaciones registrado en 2008 y apuntó que resulta "muy difícil" incrementar de este modo el volumen de extracciones.

Ya somos 203.712